Revista Mía

La mejores palmeritas de España: ¿sabes cómo son y dónde están?

Te enseñamos algunas de las palmeritas más sabrosas de la geografía española, cada una con unas características y procesos de elaboración propios. Si quieres descubrir dónde se esconden las palmeritas más ricas, sigue leyendo.

Las palmeritas, esa dulce perdición con ligero sabor a mantequilla a la que es difícil decir que no. Es una creación de repostería que puede haberse originado en Francia (llamada palmier en francés) y es muy popular en diferentes comunidades en España. En Cataluña se llaman 'ulleres' (copas) y existen en muchas variedades (chocolate negro, con leche, blanco con toppings, hojas dobles, fresas, etc). Es una deliciosa pieza de hojaldre, de unos 2 a 4 cm de espesor, hecha de un hojaldre hinchado, con una peculiar forma de corazón con un vértice deformado. Generalmente se venden en tamaños grandes y pequeños en pastelerías o supermercados.
Existen diversas variedades y como ocurre con otras muchas cosas, todo depende de gustos. Las hay más finas y crujiientes, mientras que otras son más 'infladas' y esponjosas. Por haber, incluso las hay rellenas. Sea como sea, se trata de un dulce muy popular en nuestro país (de hecho se celebran ferias centradas solo en este producto, como la Feria de la Palmera de Morata de Tajuña). Te enseñamos dónde se encuentran algunas de las palmeritas más apetecibles, famosas y originales de toda España. Si lo tuyo es el dulce, toma nota porque vas a querer visitar todos estos lugares.

De pistacho en Palmeritas Original

Si eres fan de este fruto seco, estas palmeritas madrileñas te enamorarán. Se elaboran sin aceite de palma y con ingredientes 100% naturales. ¿No te comerías una... o dos? Las puedes encontrar en C/ Gran Vía, 31 (Madrid).

De coco en Martina de Zuricalday

Ubicada en Bilbao, estas palmeritas están ready para hacerte flipar porque además las preparan de muchos sabores aparte de coco. También las tienen de chocolate y mermelada. Pruébalas en Ercilla Kalea, 43 (Bilbao).

Las de toda la vida, en La Duquesita

Este mítico local ubicado en Chueca abrió en 1914 y desde entonces lleva siendo un must desde entonces. Te recomendamos probar las de chocolate, espectaculares. Híncales el diente en Calle de Fernando VI, 2 (Madrid).

Mitad y mitad en Chocolat Box

Nos vamos hasta Barcelona para probar las palmeritas de Chocolat Box, donde también se especializan en helados artesanales a los que es difícil decir que no. Esta tiene una mitad normal y otra bañada en chocolate. Pilla la tuya en Carrer dels Capellans, 2 (Barcelona).

Con semillas, en La Miguiña

También en Madrid se encuentran las palmeritas de La Miguiña, estas con semillas y un hojaldre crujiente con mucho sabor a mantequilla. Haciendo honor a su nombre, no querrás dejar ni una miga. Hazte con ellas en C/Teruel ,26 (Madrid).

tracking