Revista Mía

Cómo hacer cinnamons rolls en casa

Aprovechando que este 4 de octubre se celebra su Día Internacional, hemos pedido a Alma Obregón su receta de los populares rollos de canela.

Cinnamon rolls

Cinnamon rollsAlma Obregón

Los rollitos de canela son uno de los dulces de moda. Este bocado exquisito popular tiene dos versiones muy diferenciadas: la minimalista y original, popular en países nórdicos como Suecia, y la norteamericana, que suelen ser más dulces y de múltiples sabores.
Cada 4 de octubre desde hace 23 años se celebra en Suecia y Finlandia el Día Internacional de este dulce típico de esta región de Europa que ya lleva tiempo presente en la oferta de las mejores pastelerías y panaderías de nuestras ciudades. No es para menos porque están deliciosos en cualquiera de sus versiones.
Curiosamente, no son los cinnamon rolls o rollos de canela un dulce popular en las cocinas de casa, donde los tradicionales bollos de abuela y las magdalenas se mezclan con recetas “adoptadas” de otras culturas gastronómicas que se han popularizado en los últimos tiempos, como por ejemplo el banana bread.
Nosotros, aprovechando la festividad del 4 de octubre, te animamos a que pruebes a hacer rollos de canela en casa. Y para ello te lo ponemos en bandeja: le hemos pedido su receta a la pastelera y divulgadora en redes y en libros de cocina Alma Obregón, @alma_cupcakes en Instagram. Alma comparte su sabiduría y su experiencia con los lectores de Mia.
¡Aquí tienes la lista de ingredientes y el paso a paso de unos cinnamon rolls adictivos!

Ingredientes

  • 350 g harina de fuerza
  • 4 gramos de levadura seca de panadero (1 cucharadita) o 12g de levadura fresca
  • 125 ml de leche
  • 35 g de mantequilla
  • 30 g de azúcar blanco
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 2 huevos M
  • 150 g de azúcar moreno
  • 100 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 20 g de harina
  • 5 cucharaditas de canela
  • un huevo
  • 150g de azúcar glas
  • Un chorrito de leche o nata

Elaboración

Corte de rollitos de canela

Corte de rollitos de canela

Paso a paso

Calentamos la leche con la mantequilla cortada en dados hasta que se funda. Retiramos del fuego y reservamos hasta que vuelva a temperatura ambiente.
En un bol, mezclamos la harina con la levadura, la sal, el azúcar. Añadimos la leche y los huevos. Amasamos 5-7 minutos con el gancho o sobre la mesa hasta tener una masa homogénea y elástica. En caso de amasar a mano, si nos resulta tedioso, amasaremos durante 3-4 minutos y haremos reposos de 10 minutos (durante los reposos debemos cubrir la masa con un bol o un trapo). Si amasas a mano usa siempre aceite para evitar que la masa se pegue, en lugar de añadir harina (que reseca la masa).
Ponemos la masa en un bol grandote, tapado con un papel film y en un lugar calentito. Esperamos entre 1 hora y media y 2 horas, hasta que haya doblado su volumen.
Una vez tenemos nuestra masa fermentada tras la primera fermentación, preparamos el relleno, mezclando todos los ingredientes hasta obtener una pasta.
Desgasificamos la masa y la estiramos sobre una superficie enharinada hasta lograr un rectángulo. Pintamos con la mantequilla. Echamos el relleno por encima y enrollamos formando un rollo de masa, pegando el borde con un poquito de nata, leche o agua.
Cortamos rodajas iguales del rollo y las colocamos sobre el molde que vayamos a usar engrasado. Las dejamos reposar nuevamente en torno a una hora, hasta que doblen su tamaño.
Las pintamos con un poco de nata de montar y después horneamos a 180º durante 20-25 minutos, hasta que estén dorados y al introducir un palillo en uno de los bollos salga limpio.
Finalmente, mezclamos todos los ingredientes del glaseado hasta que tengamos una mezcla homogénea y con la consistencia a nuestro gusto. La echamos sobre los rollos antes de servir.

tracking