Revista Mía

Tartita de mandarina

Como fruta de mesa, en zumo, o en postres elaborados, la mandarina aporta grandes nutrientes, sobre todo vitamina C, tan necesarios para la prevención de resfriados.

Ficha 

  • Tiempo de preparación 15 min
  • Tiempo de cocción 30 min
  • Porciones 4
  • Tipo de receta Dieta vegetariana
  • Precio -

Ingredientes

  • - 3 mandarinas
  • - 100 g de mermelada de frambuesa
  • - 50 g de mantequilla
  • - 50 g de azúcar
  • - Unas hojas de menta.
  • Para la masa:
  • - 250 g de harina
  • - 125 g de mantequilla
  • - 40 g de azúcar
  • - 2 cucharadas de agua
  • - Un pellizco de sal

Preparación

Tamizar la harina y disponerla en forma de volcán sobe una superficie de trabajo

Agregar en el hueco la mantequilla cortada en dados, el azúcar, la sal y el agua

Mezclar con los dedos sin amasar y formar una bola

Tapar con un paño y meterla en la nevera durante 30 minutos

Sacar la masa de la nevera

Estirarla con el rodillo sobre una superficie  ligeramente enharinada

Forrar 4 moldes individuales

Pinchar el fondo con un tenedor y meterlos en el congelador durante 10 minutos

Sacarlos, cubrirlos con papel de aluminio y poner encima unos pesitos (pueden ser unos garbanzos)

Meter en el horno precalentado a 220 ºC durante 10 minutos

Sacar del horno y retirar los pesos

Meter de nuevo en el horno, bajar la temperatura a 200 ºC y cocer durante 15 minutos más

Sacar los moldes del horno y dejar templar la tartaleta

Mientras, poner en un cazo la mermelada de frambuesa con el agua

Cocer durante 5 minutos y pasar por un colador

Reservar

Pelar las mandarinas y separar los gajos, retirando todas las hebras que se pueda

Derretir en una sartén la mantequilla junto con el azúcar

Incorporar los gajos de mandarina y dar unas vueltas para que se caramelicen ligeramente

Sacarlos con la espumadera y escurrirlos

Cubrir el fondo de las tartaletas con la mermelada de frambuesa y colocar encima los gajos de mandarina caramelizados

Adornar con unas hojitas de menta para dar más color y servir

Plus nutrición: la mandarina es una fruta con muy bajo contenido en sodio por lo que resulta muy beneficiosa para las personas hipertensas y las que tienen alto el colesterol

Es muy rica en vitamina C y contiene ácido fólico y caroteoides, así que tiene un gran poder antioxidante

Entre los minerales que aporta esta fruta destaca el potasio, que la convierte en un diurético natural, el calcio y el magnesio

También tiene un alto contenido en fibra, que ayuda al buen funcionamiento intestinal

Elaboración de la receta: Ana de Letamendía

Foto: Fernando Ramajo

tracking