¿Qué comer ante un ataque de hambre?

Los ataques de hambre suceden más a menudo de lo que pensamos. En caso de que suceda te contamos cuales son los alimentos que debes tomar y por qué.

Lo que debes comer ante un ataque de hambre

Caer en ataques de hambre puede deberse a múltiples factores. Pero es posible evitarlos con un poquito de esfuerzo. La tentación de picar entre horas puede estar presente, pero se puede remediar.


Es imprescindible establecer una serie de hábitos alimenticios, no solo en cuanto a horarios, también establecer de 4 a 6 comidas diarias, y no dejando pasar mucho tiempo entre comida y comida, por lo menos no más de 4 horas. La clave está en establecer tres comidas principales, y en torno a ellas, introducir de 2 a 3 comidas (como la de media mañana y la media tarde) más ligeras y complementarias.


También es importante comer despacio, masticar con calma. Ten en cuenta que es a partir de los 20 minutos cuando tu cerebro comienza a recibir y a entender la sensación de saciedad.


Prestar atención e intentar resistirnos a tentaciones durante estos ataques de hambre es fundamental. En vez de consumir alimentos bañados en calorías, se pueden consumir otros más ligeros y saludables, que te ayudarán a equilibrar tu dieta y con los que te sentirás mucho mejor ante esta situación:

Frutos secos


Son la solución perfecta en medio de un ataque de hambre. Aportan muchos beneficios para la salud, y además te sacian. Eso sí, no los tomes fritos, mejor al natural u horneados, y sin aderezos.


Fruta


Cualquier fruta es válida en estas situaciones, es cierto, que unas son más calóricas que otras, pero en general todas son beneficiosas. Tomando fruta controlarás el hambre. Además están llenas de vitaminas y otros nutrientes esenciales.


Infusiones


Las infusiones son una forma perfecta de saciar el apetito entre horas. Las hay para todos los gustos, así que elige la que mejor se adapte a tus necesidades. Es una forma ligera de controlar el hambre y evitar un atracón.


Yogur


Es una muy buena alternativa a media mañana y para merendar. Los lácteos son buenos para “matar el gusanillo” y muy saludables


Queso fresco


Otra forma de mantener a raya los ataques de hambre es comer entre horas queso fresco con un poco de pan integral. Es una forma sana de comer entre horas.

Etiquetas: Dieta

Continúa leyendo...

Contenidos similares

COMENTARIOS