Revista Mía

¿Es adecuado freír los alimentos con aceite de girasol?

El aceite de girasol es, junto con el aceite de oliva, uno de los aceites más consumidos en nuestro país. Y aunque suele usarse mucho a la hora de freír alimentos, ¿se trata de una opción recomendada?

Se obtiene a partir de las semillas de girasol. Y, desde un punto de vista nutritivo, es un aceite vegetal muy rico en vitamina E (conocida por sus elevadas cualidades antioxidantes), y omega 6 y algo menos en omega 3.
En la cocina, suele ser una opción fundamental a la hora de elaborar mayonesas. Además, también puede ser útil para hacer vinagretas con las que condimentar las preparaciones. Pero, sobre todo, es un aceite de elección a la hora de hacer postres y dulces, sobre todo fritos. Lo que nos lleva a una pregunta muy interesante, ¿se trata, realmente, de una opción adecuada para freír alimentos?

¿El aceite de girasol es una opción apta para freír alimentos?

Es cierto que, el sabor suave o neutro y el alto punto de humo del aceite de girasol lo convierten en una de las opciones preferidas para freír. Es más, tiende a ser absolutamente seguro cuando se cocina a una temperatura elevada, durante un período de tiempo prolongado.
No obstante, esto no significa que sea una opción nutricionalmente adecuada cuando se convierte en el único aceite vegetal en la cocina. Esto se debe a que contiene altos niveles de omega 6. Se sabe que un consumo elevado de estos ácidos grasos puede causar inflamación en el cuerpo, por lo que es mejor utilizarlo con moderación.
De forma similar, el aceite de canola es considerado como otro aceite con un elevado punto de humo, haciéndolo también adecuado para freír.

Algunos consejos que debes tener en cuenta a la hora de freír con aceite de girasol

Foto: Istock

Consejos al freír con aceite de girasolFoto: Istock

¿Cuántas veces se puede utilizar para freír?
Como hemos visto, el aceite de girasol se considera saludable, y puede ser utilizado para freír. Sin embargo, la respuesta es un poco más compleja, ya que depende de para qué tipo de fritura haya sido utilizado.
Por ejemplo, si ha sido usado para freír alimentos empanados o rebozados, es posible usarlo tres o cuatro veces. En el caso de que se hayan utilizado alimentos “más limpios”, como cebollas o patatas fritas, es posible reutilizarlo hasta ocho veces como máximo.
Aunque, en este caso, la OCU indica que tanto el aceite de girasol alto oleico como el aceite de oliva virgen extra podrían utilizarse hasta un máximo de 25 veces. Siempre y cuando, claro está, colemos el aceite después de cada uso, y la temperatura no sobrepase nunca los 180ºC.
¿Es posible usarlo en una freidora?
Efectivamente, al igual que el aceite de oliva, es posible usar el aceite de girasol en una freidora, dado que tiene un alto punto de humo, lo que lo hace muy adecuado para freír. Recordar, como hemos visto, que puede ser reutilizado en varias ocasiones, en función del tipo de fritura.
¿Cómo conservarlo bien?
Puedes almacenar el aceite de girasol en la freidora durante más tiempo, siempre y cuando tengas un tipo adecuado de freidora. En la actualidad, las freidoras más modernas incorporan tapas herméticas que ayudan a almacenar el aceite mejor, evitando que se contamine.
Aunque podemos pensar que la mejor opción es conservarlo en un lugar oscuro y fresco (por ejemplo, en la despensa), esta elección únicamente es adecuada cuando vamos a utilizar el aceite a los pocos días. En caso contrario, es mucho mejor optar por conservarlo en la nevera.
tracking