Revista Mía

5 formas de consumir calabacín originales y deliciosas

¿Quieres preparar calabacín de forma original y mucho más divertida? Esta verdura sirve para mucho más que hacer puré, así que te enseñamos 5 recetas alternativas para que triunfes con ellas.

El calabacín es una de las hortalizas más utilizadas en la cocina por su versatilidad, su sabor suave y la facilidad con la que se puede tratar en la cocina. Esta verdura de color verde oscuro intenso y forma alargada pertenece a la misma familia del pepino, la sandía o la calabaza.
Respecto al valor nutricional, unos 100 gramos de calabacín contienen unas 17 calorías,  0,3 gramos de grasa, 1 gramo de fibra, 2,5 de azúcares, 3,1 de hidratos de carbono, 1,2 de proteínas, 0 mg de colesterol, 8 mg de sodio y 261 mg de potasio. Por tanto, nos encontramos ante un vegetal rico en fibra y minerales y vitaminas C, B1, B2, B6, folatos, y ácido fólico. Aunque está disponible todo el año y no te va a costar encontrarlo en cualquier frutería, es propio de los meses de más calor. Cuando los elijas, es mejor optar por los de tamaño pequeño o medio, ya que los grandes suelen contener más semillas en su interior y su carne es menos tierna.
Entre los beneficios que esta verdura presenta para nuestra salud, encontramos su eficacia para el control de peso debido a su combinación de fibra y agua y su muy bajo contenido en calorías. Su alto contenido en fibra tiene un gran efecto saciante, lo que le convierte en un candidato ideal para dietas de pérdida de peso.
La incorporación del calabacín a nuestra dieta favorecerá la reducción del nivel de colesterol en nuestro organismo. Así, sus elevados niveles de vitaminas A y C contribuyen a la disminución del riesgo de la aterosclerosis. Y por si todavía te parece poco, contiene luteína y zeaxantina, unos fitonutrientes que tienen un impacto positivo en nuestra vista. Ambas garantizan que nuestros ojos estén a salvo de los efectos dañinos de los rayos solares y previenen la degeneración macular.
Si sabiendo todo esto el calabacín sigue sin ser una de tus verduras imprescindibles (¡no entendemos como podría ser así!), te damos algunas ideas originales para que te animes a incorporarlo más a menudo a tu dieta. Toma nota porque te vas a hacer muy fan.
tracking