Revista Mía

Así deberías limpiar tu freidora de aire para conservarla

La higiene y limpieza en la cocina no solo afecta a la manipulación de los alimentos, también a las herramientas que utilizamos.

60008b6f5bafe85a18c3bde4

Freidora de aireiStock

Los electrodomésticos, incluso los que sirven para limpiar como el lavavajillas y la lavadora, hay que limpiarlos periódicamente. Ya sabes que venden productos específicos para ello: se pone un programa rápido con ambos vacíos y se limpian. Pues con el horno, la tostadora o la airfryer hay que hacerlo también. La higiene es fundamental no solo al cocinar, también en lo que respecta a las herramientas que usamos en la cocina.
En esta pieza en concreto nos detenemos en la última en llegar a tu cocina: la freidora de aire. Electrodoméstico de moda, en esta pieza te contamos todo sobre la freidora de aire que, como su propio nombre indica, utiliza muy poco aceite porque cocina de una manera similar al horno, aprovechando el aire caliente. En dicho artículo no te contamos, eso sí, cómo limpiarla: por eso lo vamos a hacer ahora.
Al requerir muy poco aceite, la cesta de la airfryer no se mancha muchísimo, como sí ocurre con la de una freidora tradicional. Sin embargo, suciedad y restos de grasa o sal siempre se generan, por lo que es conveniente limpiar la cesta en cuanto terminemos de cocinar. De lo contrario, te costará quitarla cada vez más a medida que pase el tiempo sin limpiarla. Lo bueno es que la mayoría de cestas de airfryer son compatibles con el lavavajillas, de modo que esto es una ventaja. La otra opción es limpiarlas a mano, como ya haces, por ejemplo, con el robot de cocina que tengas en casa.
De la mano de Sara Conde, autora del libro Mía recetas en airfryer, aprendemos a sacar el máximo partido del electrodoméstico de moda.

Freidora de aireiStock

Lo que ocurre es que, como pasa también con las freidoras tradicionales, la grasa y los restos se pueden acumular en otras partes de la airfryer que no sea la cesta. Es normal. Por este motivo, se debe hacer una limpieza a fondo de ella de vez en cuando.

Cómo y con qué limpiarla

Puedes, por ejemplo, arrancarla poniendo un vaso con agua y zumo de limón en su interior dentro de la cesta. Así recomendaba limpiar, te lo contamos aquí, La Ordenatriz el microondas, y puedes repetir el proceso con la airfryer: el vapor hace que se reblandezca la suciedad y con una bayeta puedes retirarla fácilmente después.
Si lo prefieres, o bien porque no tienes limón, puedes hacer algo similar con otros productos. Por ejemplo, con vinagre, aunque el olor no será tan agradable. También sirve el producto que uses para lavar tu vajilla: en agua pones unas gotitas y lo metes dentro de la cesta para encender a continuación la airfryer.
El problema es que no tiene la misma efectividad que el vapor generado de la mezcla de agua y zumo de limón, ni tampoco ese olor natural tan agradable.
En cualquier caso, una vez apliques el remedio de limpieza que quieras, tendrás que aclarar bien la cesta, pasar una bayeta por las tripas de tu airfryer y otra bayeta limpia por su parte exterior. Además, antes de cerrarla, es recomendable que con papel absorbente de cocina seques bien todas las partes interiores de la freidora de aire que hayas limpiado previamente con la bayeta húmeda.
tracking