Cómo hacer que el curry pique menos, ¡bye bye picante!

Si eres una adicta a los sabores picantes, posiblemente serás fan de los currys aunque estos sean demasiado picantes. Te damos las claves para rebajar un poco estas notas spicy para conseguir un sabor muy suave.

Como buena fan de la gastronomía oriental y en especial la tailandesa, probablemente ames ese toque picante tan característico y sin el que este tipo de cocina podría perder parte de su identidad. Y uno de los platillos más extendidos en la cocina occidental y que más se han arraigado es el curry. ¿Pero qué es el curry tailandés?Este término puede referirse tanto a los platos de curry tailandés como a la pasta de curry tailandesa a partir de la cual se elaboran los platos. Para que nos entendamos, un plato de curry es una especie de guiso espeso hecho con pasta de curry, carne (pollo, gambas o langostinos, pescado o carne) y verduras, como la patata, la berenjena, el tomate o los champiñones. Esto, evidentemente, cambia en función de la receta. 

La pasta de curry se comercializa en algunas tiendas especializadas en gastronomía internacional y probablemente no te será muy complicado encontrarla. Habitualmente se elabora con una mezcla que incluye pasta de marisco, chiles, cebollas, ajo, galanga, cilantro y hierba de limón o lemongrass, y se puede sazonar con cúrcuma, pimienta o comino, dependiendo del tipo de curry. Todos los ingredientes se trituran con la ayuda de un mortero, y posteriormente se fríe para liberar todos sus sabores. Si la compras preparada solo tendrás que añadirla a la receta tal y como dicten las instrucciones. Normalmente se agrega leche de coco para crear un cuerpo cremoso para el guiso, típico del sur de Tailandia y no tanto en el norte, donde prefieren usar zumo de limón. 

Eso sí, esta creación made in Tailandia es un invento que puede resultar muy, muy picante, quizá incluso para quienes aman esa sensación de calor bajando por la garganta. Si el level de picante es demasiado elevado para ti, prueba estos tips para hacer de tu curry un plato más suave.

Añade más verduras 

La forma más fácil de disipar el calor en cualquier receta es agregar más ingredientes, generalmente más verduras será la opción más sencilla, ya que se cocinan en un momento y resultan muy agradables si se mezclan con sabores picantes. Las verduras ricas en almidón como la patata y la batata son particularmente efectivas. 

Leche de coco 

Para el curry tailandés y otros curry similares que se preparan a base de coco, añadir un poco más de este líquido cremoso es una gran opción para suavizar el sabor intenso propio del curry. Añade hasta que el sabor resultante sea de tu agrado y no se te salten las lágrimas mientras lo catas. 

Limón, lima o vinagre

Agregar un chorrito de zumo de algún cítrico, un chorrito de vinagre o un poco de sal también puede funcionar, ya que equilibrarán el sabor y lo harán más ‘llevadera’.

Yogur o crema agria

Una cucharada de yogur o crema agria hace maravillas con el curry si este pica demasiado. Cocina a fuego lento la base una vez hayas agregado este ingrediente, pero no lo hiervas o puede llegar a cortarse. 

Azúcar o salsa de tomate

Si una de las bases del plato es el tomate, añade un poco de salsa, pero si no es así, añade un poquito de azúcar. Eso sí, no te pases porque es fácil que el sabor picante se convierta en uno demasiado dulce.

leonor nieto garcia

Leonor Nieto García

¿El mejor plan? Salir de cañitas y pinchos. Periodista y Community Manager amante del buen comer, de compartir plato y experiencias y brindar con alegría por las cosas buenas.

Continúa leyendo