Filetes de lomo: tips para que queden bien jugosos

Despídete de los lomos de cerdo secos y sin gracia. Con estos tips, tus filetes quedarán tiernos y extrajugosos. ¡Tenlos en cuenta la próxima vez que los cocines y verás qué diferencia!

Los filetes ‘secos’ son una de las pesadillas culinarias en cuanto a carnes se refiere. A ningún foodie que se precie le agrada hincar el diente a una pieza de carne que más bien parezca la suela de un zapato, y a menos que se acompañe de alguna salsa para hacer el apaño, poca solución tiene. 

Resulta que nos hemos habituado a calificar diversos cortes de carne como ‘muy secos’ cuando quizá el problema lo tenemos nosotras a la hora de cocinarlo. El lomo de cerdo ha sido una de ellas, y es que muchas veces os habrá quedado ‘recocido’, blancuchos y muy muy tiesos. Es el momento de cambiarlo y aprender cómo cocinar lomo de cerdo y que te quede de revista: dorado y con una cubierta crujiente. Ten en cuenta los siguientes tips.

Los filetes, mejor gruesos

Así evitaremos que se queden demasiado duros. Los filetes gruesos nos permiten dar un golpe de fuego fuerte al principio por ambas caras y luego bajar la temperatura para que se hagan despacio. ¿El resultado de este gesto sencillo pero eficaz? Una superficie dorada pero un interior bien jugoso.

Ve a por piezas jugosas 

No te dejes llevar solo por el ojo cuando estés haciendo cola en la carnicería o en el súper. Curiosamente, los filetes de lomo que tienen una apariencia más uniforme en cuanto a textura y color son los que más papeletas tienen para quedarse más ‘tiesas’ cuando las cocinemos. Las piezas más adecuadas son las que presentan varias tonalidades y alguna veta de grasa, lo que las hace mucho más tiernas y jugosas. La grasa, además, permite que la carne se haga lentamente y la protege de quemarse o hacerse en exceso. Así que la próxima vez que vayas a la carnicería te recomendamos tener esto en cuenta.

Cuando cocines, la carne a temperatura ambiente

Es lo que se llama atemperar la carne. Saca tus filetes de la nevera un rato antes de cocinarlos, en torno a media o hora incluso un poco más. De esta manera la carne se hará más fácilmente y le haremos la tarea más sencilla a la plancha. Además, de esta forma tu carne se cocinará antes. Y esto no es un consejo que se limite solo al lomo de cerdo, te recomendamos que lo hagas también con otras carnes.

Elige bien el método de cocinado

Si vas a cocinar tu lomo en filetes, ten en cuenta y en primer lugar el tiempo de cocinado. Cuando estén dorados por fuera retíralos del fuego, ya que dejarlos más (aunque sea un poco) puede significar la diferencia entre un filete en su punto y uno demasiado hecho. 

Tampoco te excedas con el aceite, pues comerse un filete correoso no es muy agradable. Basta con que la carne esté ligeramente impregnada de aceite o alguna grasa. Si te pasas con el aceite, el filete se acabará cociendo. Respecto a cómo hacerlo, mejor siempre a la plancha. También puedes empanarlos al estilo tradicional, con harina, pan y huevo. 

Si por el contrario vas a hacer un lomo entero, opta por marinar la carne. Puedes hacerlo en salmuera, sumergiendo la pieza de carne en agua con sal durante un par de horas. ¿El objetivo? Que la carne conserve su ternura. Te animamos a probarlo, así como el resto de tips que te hemos facilitado.

leonor nieto garcia

Leonor Nieto García

¿El mejor plan? Salir de cañitas y pinchos. Periodista y Community Manager amante del buen comer, de compartir plato y experiencias y brindar con alegría por las cosas buenas.

Continúa leyendo