Las mejores formas de aprovechar las sobras de pollo asado

Lasaña, albóndigas, ensaladas... te damos ideas para que aproveches el pollo que sobra al preparar un asado. ¡No te pierdas estas recetas!

Aunque asar un pollo entero puede ser una tarea un poco tediosa que requiere de maña y paciencia, lo cierto es que su elaboración merece la pena por muchas cosas: el delicioso sabor y el plato que podremos degustar ocupa el primer puesto, por supuesto, pero también el hecho de que las sobras del pollo asado sean realmente útiles y que se puedan aprovechar después de muchas formas diferentes en la cocina. ¡Y no hay nada que nos guste más que la cocina de aprovechamiento!

Puedes darle una nueva vida a los restos del asado de los domingos de muchas formas distintas: ensaladas, pasteles de pasta, lasañas, dim sum rellenos… ¡incluso puedes usar el pollo sobrante para preparar albóndigas! Aquí van algunas ideas que te gustarán y que puedes preparar de una forma fácil si te ha sobrado comida, sobre todo después de las Navidades, donde el pollo asado y otras carnes al horno son tan frecuentes. Toma nota, aquí no se tira nada...

Dim sum de pollo: Con una masa sencilla hecha de leche de coco y de harina puedes preparar los dim sum, un plato tradicional de la comida china (similar a unas empanadillas) que después puedes rellenar con lo que quieras y que son perfectos como entrante. Nosotros te recomendamos una mezlca con pollo asado desmenuzado, un poquito de salsa barbacoa (o de soja) y un chorrito de limón. Te encantará el resultado, será de lo más sabroso.

Albóndigas de pollo: Estas albóndigas de pollo con salsa de tomate están deliciosas. Mezcla las sobras de pollo asado con un poco de pan rallado y un puñado de queso parmesano y las tendrás listas. Además, se congelan bien y son ideales para preparar una comida cuando tienes poco tiempo.

Pasta alfredo: Una verdadera delicia. Prepara espaguettis o el tipo de pasta que más te guste con la famosa salsa Alfredo (elaborada con un poco de queso parmesano y de mantequilla) y añade también espinacas frescas y los trozos de pollo asadp sobrantes al plato. Que no te falte un toque de pimienta negra tampoco. Esta receta gustará a todo el mundo. ¡Y es completísima! Ya conoces todos los beneficios de comer pasta...

pasta alfredo
iStock

Ensalada de pollo: ¿Necesitas añadir algo de sabor y contundencia a tus ensaladas sencillas? Trocea en tiras o corta en daditos el pollo asado sobrante y añádelo a estas elaboraciones. Las salsas -como la César- combinan muy bien con él. Así, además, incorporarás algo de proteína a estos platos.

Lasaña de pollo: ¿Cómo se hace aún más delicioso el pollo sobrante? ¡Haz una lasaña! En lugar de utilizar carne picada de ternera, utiliza la que ya tienes cocinada. De esta forma conseguirás un plato contundente y riquísimo.

Fajitas o wraps: ¿Te apetece una cena riquísima y fácil? Dora en una sartén unos pimientos rojos y verdes picados con algo de cebolla, mezcla las verduras con el pollo troceado y vierte el 'mix' en tortitas para fajitas, con alguna salsa que te guste.

Continúa leyendo