Planifica tu menú frío para tus celebraciones formato cóctel: he aquí nuestros consejos

Si vas a celebrar algún evento y no te quieres complicar con comidas copiosas, opta por un menú de cóctel frío. ¡Te enseñamos cómo hacerlo para arrasar y encandilar a todos!

A veces, el dicho ‘menos es más’ también tiene sentido en el mundo gastro y es que si estás pensando en preparar un menú completo o tienes alguna reunión o celebración familiar. Un buffet frío siempre es una opción relativamente fácil y sencilla, en lugar de liarte con numerosos platos y creaciones complicadas. Aunque por supuesto, es necesaria cierta planificación y no es nada recomendable dejarlo todo para el día anterior, como quien dice. Te damos algunos consejos a tener en cuenta si quieres preparar una comida completa en base a platos fríos. 

  • Piensa en combinaciones de sabores y evita choques o contrastes demasiado fuertes, ya que la gente suele ir ‘picoteando’ de todo un poco y algunos sabores pueden eclipsar a otros.
  • Elige diferentes colores y texturas para que la presentación sea impresionante.
  • Calcula qué espacio y equipo tienes a tu disposición y asegúrate de tener suficientes bandejas, estantes para el horno y superficies para el menú que deseas servir.
  • Haz todo lo que puedas con anticipación; ya que cuando lleguen tus invitados querrás solo preocuparte de estar con ellos y no de la comida que falta por preparar.
  • Aprovecha al máximo tu presupuesto: puede ser costoso atender a varias personas, así que elige ingredientes económicos y sé creativa con ellos.
  • Piensa en buenas combinaciones de colores y en la creación de diferentes alturas para que la comida se vea interesante y atractiva. Coloca bien los canapés en bandejas sencillas y la comida llamará la atención por sí sola.

Que no falte en tu menú frío...

Aperitivos y bocaditos

Si va a ser algo casual, que no falten algún encurtido, galletas de mantequilla de parmesano y tostas ligeras. Ve reponiendo conforme sea sea necesario. Tampoco fallan nunca las tablas de quesos, foie...

Canapés

Son un clásico de este tipo de eventos, y aunque los hay muy elaborados, apuesta por opciones más sencillas (con cremas, alguna conserva, embutidos) y a la hora de hacerlos, calcula unos 6-8 canapés por cabeza. Selecciona una presentación que resulte vistosa pero no excesivamente complicada de montar, para evitar tener que estar puliendo detalles de última hora. Puedes añadir flores comestibles para hacerlos más bonitos o disponer de unos panecillos con diversos rellenos y toppings para que los asistentes se los preparen ellos mismos. Depende de cuál sea el grado de seriedad del evento y el efecto que busques. 

Platos principales

Selecciona una pieza central que resulte atractiva y sea contundente, como un salmón asado o jamón al horno. Prepara ensaladas para acompañarlo, buscando variedad de texturas, colores y variedad de verduras. Elige una ensalada básica de tomate, una ensalada campera, una de espinacas con pasas y piñones… Todo depende de tus gustos y del plato principal que hayas elegido.Para acompañar, sirve diversas variedades de pan, salsas, crudités… También platos de picoteo con embutidos o ahumados.

Respecto a los postres, sirve 2-3 opciones diferentes, apostando nuevamente por diferentes formas y texturas. Buenas opciones son una tarta de limón crujiente, un tiramisú suave, una ensalada de frutas exóticas....

Bebidas

Los cócteles, limonadas o sangrías se pueden preparar en jarras de antemano para que no tengas que prepararlos cuando lleguen los invitados. Un refresco interesante, la cerveza de jengibre o ginger beer, agrega impacto y resulta llamativa. Asegúrate de tener muchas bebidas con hielo.

leonor nieto garcia

Leonor Nieto García

¿El mejor plan? Salir de cañitas y pinchos. Periodista y Community Manager amante del buen comer, de compartir plato y experiencias y brindar con alegría por las cosas buenas.

Continúa leyendo