4 trucos (muy fáciles) para no se te olvide beber agua

Cuando no bebemos el agua que necesitamos, nuestro cerebro se hace más pequeño debido al enorme esfuerzo que tiene que realizar.

Beber agua es imprescindible para la supervivencia, aunque muchas veces tendemos a olvidarnos de ello. Los seres humanos la necesitamos para realizar la mayor parte de nuestras funciones vitales: desde hacer la digestión hasta nutrir a nuestras células. Muchas veces escuchamos que tenemos que beber alrededor de dos litros de agua al día, pero esto no llega a ser del todo cierto: la cantidad de agua que debemos tomar diariamente depende mucho de nuestro sexo, estilo de vida y constitución física. En cualquier caso, las cantidades de agua que deberíamos ingerir diariamente oscilan entre los tres litros en el caso de los hombres y los dos litros en el caso de las mujeres.

No beber suficiente agua puede tener considerables consecuencias negativas para nuestra salud: fatiga, cambios de humor o problemas cardiovasculares son sólo algunas de ellas. Cuando no bebemos el agua que necesitamos, nuestro cerebro se hace más pequeño debido al enorme esfuerzo que tiene que realizar. Para evitar esto, te enseñamos algunos trucos para que no te descuides a la hora de beber agua.

Ten agua siempre a mano

Ya sea en botella, jarra o vaso; tener un recipiente con agua siempre cerca de ti te ayudará a acordarte de beber agua. Muchas veces omitimos nuestra sensación de sed porque estamos demasiado ocupados haciendo cualquier otra tarea. Incorporar el agua a nuestro campo de visión mientras trabajamos o hacemos otras tareas nos hará tener presente la importancia de beber agua y hará que no omitamos esta necesidad.

Usa una botella que te guste

Se ha demostrado que reutilizar las botellas de agua de plástico no es bueno para la salud: la mayoría de ellas son susceptibles de crear grietas en las que pueden acumularse las bacterias. Para evitar esto, y para mantenerte motivada en la tarea de beber agua, recomendamos comprar una botella de agua reutilizable para cuidar el medio ambiente y beber el agua necesaria. Optar por un diseño cómodo y llamativo que te resulte atractivo aumentará la cantidad de agua que bebes al día. Si además eliges un tamaño medio que quepa en tu bolso o mochila para poder llevarla contigo al gimnasio o al trabajo mucho mejor, ya que tendrás el agua siempre presente. 

Instala aplicaciones de recordatorio

Si quieres ir más allá de las clásicas alarmas del móvil, tienes a tu disposición una gran cantidad de aplicaciones que puedes instalar para que te recuerden cuando debes beber agua, como Aqualert, Plant Nanny o Water Minder. Muchas de ellas incluso tienen en cuenta factores como tu condición física o el clima para hacerte una recomendación más personalizada del agua que deberías tomar. Siempre llevamos el teléfono móvil encima, por lo que incluir recordatorios para hidratarnos en nuestros dispositivos puede aumentar considerablemente las cantidades de agua que bebemos.

Añade limón

Si tu problema es que te da pereza beber agua porque realmente te cuesta hacerlo, añadir un toque de sabor puede ser la solución. Podemos hacer la ingesta de agua mucho más divertida añadiendo unas rodajas de limón. Además de obtener más sabor, añadir limón a nuestra botella de agua nos aportará beneficios extra gracias a las propiedades antibacterianas y antioxidantes del limón. Para transformar la hidratación en una tarea aún más divertida y refrescante, puedes añadir hielo picado. De esta forma tendrás un delicioso y natural granizado que te despertará las ganas de beber agua más a menudo.

Continúa leyendo