Vídeo de la semana

El espectacular menú que Dabiz Muñoz ha diseñado para la visita de MasterChef Celebrity a DiverXO

Los cinco semifinalistas del programa de cocina han tenido que cocinar en el restaurante tres estrellas Michelín para quince de los mejores chefs de la capital.

Instagram @dabiddiverxo
Instagram @dabiddiverxo

La gala 11 de MasterChef Celebritie, semifinal de esta edición del programa, ha estado protagonizada por una prueba estelar: la reproducción en las cocinas de DiverXO, el restaurante tres estrellas Michelín liderado por Dabiz Muñoz en Madrid, de un menú diseñado por el elegido recientemente “Mejor chef del mundo” por los The Best Chef Awards.

El periodista Juanma Castaño, la actriz Carmina Barrios, el cómico Miki Nadal, que precisamente se formó para entrar en el programa en las cocinas de DiverXO con su buen amigo Dabiz Muñoz, el cantante David Bustamante y la actriz Belén López han tenido que reproducir un exigente menú firmado por el prestigioso cocinero madrileño. 

El equipo del programa, como es habitual, ha dividido en dos equipos a los cinco semifinalistas. El de tres ha estado capitaneado por Carmina Barrios, ha contado con Miki Nadal y Juanma Castaño, que ha diseñado los equipos por haber ganado la primera prueba de la semifinal. Bustamante y Belén López han formado el equipo de dos integrantes. Verónica Forqué ya había abandonado el concurso al comienzo de la gala, de ahí que solo cocinaran cinco concursantes en DiverXO.

El exigente menú

Los dos equipos han tenido que cocinar un menú de cuatro platos: el entrante, denominado “laksa de Singapur”, ha explicado Muñoz que es “superaromático y de texturas fundentes; cada cucharada debe ser una explosión en la boca”. El segundo, un primero llamado “pato azulón al naranja”, está todo hecho en color naranja, e incluye diferentes texturas, alimentos, ingredientes y elaboraciones, entre ellos un dumpling.

El plato principal ha sido un “bogavante gallego amaneciendo en las calles de goa”, un plato de marisco gallego cocinado con técnicas e ingredientes propios de la cocina india, y el postre, para rematar el impresionante menú, ha sido un risotto de mantequilla tostada con trufa negra, una elaboración que parte de “un arroz con leche con poco arroz y mucha leche”, dijo el cocinero, y que lleva, entre otros detalles, una esfera de leche y remolacha además de ruibarbo.

RTVE
RTVE

Los cinco semifinalistas del concurso han sudado la gota gorda para conseguir terminar el trabajo exigido, y pese al gran esfuerzo de todos ellos el resultado final ha tenido luces y sombras, quedando patente el nivel de dificultad y detalle de la cocina de DiverXO, uno de los mejores restaurantes del mundo y único de Madrid con tres estrellas Michelín en los últimos siete años

Para añadir más tensión y dificultad a los aspirantes, los 15 comensales que han catado sus platos eran todos cocineros de prestigio que tienen sus respectivos restaurantes abiertos en la capital. Entre ellos, Diego Guerrero, dos estrellas Michelín en su restaurante DSTAgE, y Javi Estévez, cuyo restaurante, La Tasquería, al que hace poco fue a comer precisamente Dabiz Muñoz junto a su pareja, Cristina Pedroche (evidenciaron que habían disfrutado mucho de su comida en los perfiles de Instagram de ambos), tiene una estrella Michelín.

Aunque los cinco concursantes han participado en equipo, las valoraciones han sido individuales. Muy buenas para el equipo azul, sobre todo para Juanma Castaño, aplaudido por Jordi Cruz. “Eres un buen gastrónomo o lo intuyo y llevas once semanas formándote y creo que se ha visto un resultado bueno. Eras el alma y líder de la cocina”, le ha dicho el chef de Abac. Cruz también ha alabado a Miki Nadal, al que también ha elegido como finalista directo del programa junto a Castaño.

Belén López, David Bustamante y Carmina Barrios se lo jugaron en la gran final los dos últimos pases a la gran final que tendrá lugar el próximo lunes por la noche.

Rubén García

Rubén García

Durante años me dediqué a la comunicación deportiva, pero me di cuenta a tiempo de que en mi otra gran pasión, la gastronomía, no era tan alto el riesgo de sufrir esguinces de tobillo. Ser "entrenador personal" del paladar es mucho más placentero. Yo me lo guiso, yo me lo como, y de paso lo comparto, porque las comidas inolvidables son las que se disfrutan en buena compañía.

Continúa leyendo

#}