3 recetas de leches vegetales fáciles de hacer en casa

Las bebidas vegetales, que podemos encontrar en el supermercado o que podemos hacer fácilmente en casa, se han convertido en una alternativa deliciosa a la leche de origen animal. Te explicamos cómo puedes hacer 3 leches vegetales diferentes.

Recetas de leches vegetales fáciles de hacer en casa
Foto: Istock

Hoy en día, y particularmente desde hace algunos años, es posible encontrarnos con una amplia variedad de leches vegetales en supermercados, tiendas de dietética y herbolarios. 

Aunque es cierto que el término “leche vegetal” no es el correcto, ya que, en realidad, consisten en bebidas vegetales elaboradas con plantas, cereales, semillas o legumbres. Y es que, aún cuando presenten una apariencia similar a la leche de origen animal, este no es su nombre más correcto.

Se trata de una opción cada vez más consumida por quienes desean eliminar la leche de vaca, por intolerancia o únicamente por elección. Por ejemplo, algunas personas alérgicas o intolerantes a la lactosa escogen la leche vegetal, pero también pueden hacerlo por motivos éticos, personales o dietéticos (por ejemplo, en caso de seguir una alimentación vegana o vegetariana).

Generalmente, las bebidas vegetales son menos calóricas, no contienen prácticamente grasas saturadas y también son ricas en proteínas, vitaminas y minerales. Por todo ello, pueden convertirse en excelentes sustitutos de la leche de vaca, aunque todo dependerá del tipo de bebida vegetal que se elija.

Igualmente, también es necesario analizar muy bien los ingredientes utilizados en su elaboración, y que encontraremos siempre en el envase de la bebida que vayamos a comprar. Y es que algunos fabricantes utilizan una cantidad excesiva de azúcares añadidos y otros aditivos poco recomendables.

Cómo hacer leche de almendras

La leche de almendras es una alternativa a la leche de origen animal que se ha vuelto increíblemente popular en los últimos años. Es muy simple y fácil de hacer, ya que solo requiere almendras y agua, aunque es posible añadir dátiles y vainilla para agregar un poco de dulzura (y sabor).

Ingredientes:

  • 1 taza de almendras crudas
  • 3 tazas de agua (más para remojar)
  • 2 dátiles sin hueso (opcional)
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla

Elaboración:

Comenzamos remojando las almendras en agua durante toda la noche (o, como mucho, durante al menos 6 horas).

Pasado el tiempo, escurrimos bien el agua de las almendras. Procesamos en un procesador de alimentos o en una licuadora las 3 tazas de agua junto con las almendras, los dátiles y la vainilla (si los usamos), hasta que se hayan mezclado muy bien y no tenga grumos.

Colamos la mezcla sobre un tazón utilizando para ello un colador de malla fina o una gasa. Si lo deseas, puedes reservar la pulpa para cualquier otra preparación. Finalmente, vertemos en botellas de vidrio y reservamos en la nevera.

Cómo hacer leche de avena

Cómo hacer leche de avena
Foto: Istock

La leche de avena es otra opción, nutritiva y deliciosa, muy fácil de hacer ya que únicamente se requiere avena, agua, sal marina y, si lo prefieres, un poco de vainilla.

Ingredientes:

  • 1 taza de copos de avena
  • 3 tazas de agua (más para remojar)
  • 1 pizca de sal marina
  • ¼ cucharadita de extracto de vainilla
  • 4 dátiles sin hueso (opcional)

Elaboración:

Colocamos la avena en un recipiente hondo. Agregamos suficiente agua como para cubrir los copos por completo, y dejamos en remojo entre 15 a 20 minutos. Pasado este tiempo, colamos, desechamos el agua y volvemos a enjuagar la avena rápidamente con un poco de agua.

Añadimos la avena, las 3 tazas de agua, la sal, la vainilla y los dátiles a una licuadora o a un procesador de alimentos, y combinamos bien hasta que la mezcla adquiera una apariencia blanca lechosa. 

Colamos con la ayuda de una gasa o un colador de malla fina, reservamos la pasta para cualquier otra receta, y vertemos la leche de avena en una botella de vidrio, conservándola en la nevera hasta que se desee disfrutar.

Cómo hacer leche de arroz

Suave y de sabor ligeramente dulce, la leche de arroz puede ser ideal cuando deseas optar por otra bebida vegetal diferente. 

Ingredientes:

  • ¾ taza de arroz blanco de grano largo sin cocer
  • 4 tazas de agua
  • 1 pizca de sal
  • 1 dátil deshuesado
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla

Elaboración:

Calentamos 2 tazas de agua y remojamos el arroz en ellas durante 2 horas. El arroz debe tener una textura suave, pero no debe haberse cocinado. Escurrimos y añadimos a la licuadora.

Añadimos el agua, la sal, el dátil deshuesado y el extracto de vainilla. Cubrimos y licuamos muy bien durante 1 o 2 minutos, hasta que los trozos de los dátiles sean muy pequeños y la mezcla se haya combinado muy bien. Ahora puedes probar la mezcla. En caso de que no esté muy dulce, puedes añadir otro dátil más y volver a procesar nuevamente. 

Cuela la mezcla sobre un tazón grande con la ayuda de una gasa o una malla fina. Transfiere luego a una botella de vidrio y conserva en la nevera.

Christian Pérez

Christian Pérez

Editor de Gaia Media Magazines y creador de revistas como Natursan, Vegveggies o Saludablementebien. Creador de contenidos especializado en nutrición, lifestyle y salud. Y lo más importante: Papá de 2 niñas

Continúa leyendo