Vídeo de la semana

Zumo de arándanos rojo, tu aliado contra la cistitis

No hay consenso sobre si es un remedio natural efectivo contra la cistitis o no, pero ¡está buenísimo!

iStock
iStock

La cistitis es la infección urinaria de la vejiga. Esta patología se trata con productos farmacológicos pero desde hace más de un siglo se tiene constancia de que el arándano puede tener un impacto positivo en su tratamiento. 

Desde 1880, primera vez que se detectó la sospecha de que esto podía ser así, la investigación científica ha intentado ahondar en la relación de este fruto rojo con las infecciones urinarias. Hasta tal punto ha sido así que las cápsulas de arándano rojo se consideran un remedio natural óptimo para este problema de salud.

Uno de los estudios que corrobora la evidencia de que esta fruta sí es beneficiosa para combatir la cistitis data de 2010 y está firmado por el Instituto Politécnico de Worcester, que en concreto detectó la capacidad del zumo de arándano rojo para combatir la bacteria E. coli. Este es el microbio responsable de la infección que se adhiere a las paredes del tracto urinario, en el intestino. Lo que consigue el zumo de arándanos rojos es impedir que la bacteria se pegue a las células del tracto, que es lo que acaba generando la infección. 

Otro estudio, fechado en 2013 y llevado a cabo en España conjuntamente por los hospitales Quirón y General Universitario de Valencia apunta también en la misma dirección. En concreto, establece el poder curativo de los arándanos rojos sobre la cistitis por contener proantocianidinas (PAC).

¿Qué dice la ciencia?

Sin embargo, como suele ocurrir con la gran mayoría de los remedios naturales como soluciones a problemas médicos, el consenso sobre su efectividad no es total ni mucho menos. Sin ir más lejos, una investigación de la Escuela de Medicina de Yale, Connecticut (EEUU), que apareció publicada en la revista Journal of the American Medical Association, pone en entredicho la conclusión de estudios como los dos mencionados anteriormente. Y no es el único. 

En cualquier caso, sea real su capacidad para acabar con la cistitis o no, de lo que no hay duda es de que el consumo de fruta es recomendado por todos los expertos en alimentación, por lo que el zumo de arándanos rojos nunca será una opción desaconsejable. Además, es rico en vitamina C -también en vitamina A y K, sodio, magnesio y potasio- y en agua, dos alimentos fundamentales para prevenir problemas de salud como las infecciones de orina precisamente. Y encima está muy rico, así que no hay motivos para no disfrutar de él. 

También te puede interesar:

Continúa leyendo

#}