Ensalada mediterránea

La ensalada mediterránea es una receta básica de la gastronomía en nuestro país. Prepárala en casa y sírvela a modo de guarnición o entrante. ¡Ligera y sabrosa!

Ingredientes:

  • 400 g de hojas de lechuga variada 
  • 12 tomatitos
  • 1 cebolla roja
  • aceitunas verdes y negras
  • aceite de oliva virgen extra 
  • sal
Tiempo de preparación: 10 minutos
Económica
4 comensales
Tipo de receta: Verduras
Light
Vegetarianos
Sin gluten

Elaboración:

  1. Lavar bien la lechuga
  2. Lavar los tomatitos.
  3. Luego, partirlos por la mitad.
  4. Pelar la cebolla y trocearla.
  5. Mezclar todos los ingredientes en un bol.
  6. Incorporar las aceitunas negras y verdes
  7. Regar con el aceite de oliva virgen.
  8. Luego, sazonar al gusto.

Prepara la ensalada mediterránea perfecta:

Una ensaladita mediterránea siempre es bienvenida. Fresquita y sabrosa es una opción muy rápida y fácil para cuando tienes invitados o simplemente no te apetece cocinar algo muy elaborado. 

La ensalada mediterránea tiene mil formas y sabores. La que te proponemos es la más sencilla, podríamos decir que consiste en la base de la tradicional ensalada mediterránea.

Lo bueno de esta receta tan sencilla es que combina perfectamente como acompañante de cualquier plato de carne o pescado, siendo una alternativa saludable y ligera a las clásicas patatas fritas. Además, es una receta de ensalada muy adaptable.

Si quieres elaborarla con más ingredientes para darle más consistencia y que sirva como un plato principal no hay problema. Si buscas las receta verás que tendrás un montón de opciones y combinaciones que podrás probar hasta encontrar la combinación que más te gusta. Puedes elaborar esta ensalada utilizando anchoas, huevos duros, atún, gambas, cangrejo o con alcaparras. Lo importante es que sean alimentos ligeros para que la ensalada no se convierta en un plato pesado y pierda su esencia.

Esta ensalada es una de las recetas que más se preparan en nuestro país gracias a su sabor, ligereza y a que es muy sana. ¡Saborea la gastronomía mediterránea con este plato!

Como uno de los ingredientes principales que vamos a utilizar en abundancia en esta receta es la lechuga, es importante que esté bien limpita.

En primer lugar, llena el fregadero con bastante agua, córtale el tronco a la lechuga y elimina las hojas que tengan mal aspecto. Separa las hojas e introdúcelas en el fregadero. Vierte una cucharadita de vinagre en el agua y deja actuar durante unos minutos. Finalmente, limpia las hojas una por una con agua fría y escurre.

Te proponemos que las limpies con vinagre porque actúa como desinfectante y solemos tenerlo en casa a mano pero si lo prefieres, hay productos creados especialmente para la correcta limpieza de las hortalizas. 

Si la lechuga se te ha puesto mustia en la nevera y crees que no puedes utilizarla, te damos varias opciones para que recupere su hidratación. El truco de la patata cocida en una olla llena de agua junto con la lechuga, enjuagar la lechuga en agua con limón y vinagre y dejar reposar o sumergir la lechuga en agua con hielo durante media hora. ¿Todavía sigues queriendo tirarla? Todos estos consejos suelen funcionar así que apuesta por intentar alguno de estos truquitos básicos para que no tengas que tirar ni una hoja de lechuga. 

Disfruta de esta ensalada mediterránea tan fácil de hacer, ideal para cualquier época del año y muy fresquita. Apuesta por productos de la huerta naturales para que todos los ingredientes tengan el sabor que deben tener. ¡Qué aproveche! 

 

 

 

 

 

 

 

 

Continúa leyendo nuestras recetas...