Pincho de cerdo con salsa de almendras y aceitunas

Cuando prepares este plato por segunda vez, sustituye las aceitunas por alcaparras y consigue un extra de innovación.

Ingredientes:

  • 1 kg de lomo de cerdo
  • 100 g de almendras picadas
  • 2 dientes de ajo
  • 200 ml de vino blanco
  • orégano fresco
  • sal
  • pimienta
  • aceite de oliva
  • 100 g de aceitunas rellenas
Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 5 minutos
4 comensales
Tipo de receta: Carnes

Elaboración:

  1. Maja en un mortero el orégano con los dientes de ajo y una pizca de sal. Luego, corta el cerdo salpimentado en tacos de bocado y los embadurnas con el majado. Dóralos por todos los lados en una sartén honda con aceite de oliva y cocínalos bien.
  2. Agrega las almendras picadas a la sartén y remueve. Pon el vino y deja que se cocine a fuego suave durante unos 10 minutos, para que la carne quede jugosa. Es importante que el vino cubra casi toda (o toda) la carne.
  3. Pica las aceitunas rellenas y añádelas al cerdo cocinado, una vez esté fuera del fuego.

5 beneficios de tomar frutos secos

Los frutos secos son un alimento excelente para picar entre horas o como acompañamiento para tus platos. Son muy versátiles, ya que se pueden incluir en platos dulces y salados. Por otro lado, su forma de consumo es también muy variada, puesto que se pueden tomar en crema, al natural o tostados. El modo lo eliges tú.

Los frutos secos son ricos en proteínas vegetales y son una fuente de ácidos grasos Omega 3. Esta grasa monoinsaturada es esencial para el correcto funcionamiento del organismo y regula los niveles de colesterol presentes en la sangre. En cuanto a los beneficios de los frutos secos, el principal es su poder protector.

En primer lugar, los frutos secos cuidan del corazón, ya que al natural poseen bajos niveles de sodio y son ricos en potasio. Ambos minerales permiten regular la presión arterial y ayudan a prevenir enfermedades del aparato circulatorio como los ataques cardiacos. Asimismo, las personas con hipertensión pueden tomar los frutos secos como aperitivo, ya que ayudan a controlar esta afección. A nivel general, los frutos secos son excelentes reguladores del flujo circulatorio, puesto que mantienen sanos los vasos sanguíneos y reducen el colesterol.

Por otra parte, protegen los músculos y los huesos. El calcio, el magnesio y el potasio fortalecen los huesos y contribuyen a mejorar la mineralización de estos. Por ello, ayudan a prevenir afecciones relacionadas con los huesos como la osteoporosis. El magnesio presente en los frutos secos junto con la proteína ayudan a reducir los calambres y regeneran los músculos después del deporte. 

En el caso de la nueces pecanas, estas mantienen sanas las articulaciones y reducen los síntomas de enfermedades relacionadas gracias a sus propiedades antiinflamatorias.

Para las personas de avanzada edad, los frutos secos pueden ser un aliado para la salud del cabello y la piel. El colágeno y la elastina mantienen nuestra piel sana, pero con el paso del tiempo se reduce su acción. Por ello, el organismo necesita un aporte extra y las almendras son un alimento excelente debido a su contenido en vitamina E y a la proteína vegetal. Para el cabello, los anacardos son un alimento que ayuda en la formación de colágeno.

En cuarto lugar, los frutos secos tienen vitaminas como la E y minerales como el selenio que mantienen sano el organismo y previenen enfermedades degenerativas. Por último, no podemos olvidarnos que los frutos secos son una fuente de grasas saludables, por lo que nos dan vitalidad y energía. Su contenido en materia grasa es esencial para ayudar al organismo a la absorción de vitaminas liposolubles. 

Continúa leyendo nuestras recetas...