Galletas saladas de queso pecorino con perejil

Snack, entrante o aperitivo ideal para una comida informal con comensales que valoran las recetas originales.

Ingredientes:

iStock
iStock
  • 2 tazas y un cuarto de otra de de harina de trigo
  • 2 cucharaditas y media de levadura en polvo
  • Casi una cucharadita de bicarbonato de sodio
  • Media cucharadita de sal fina
  • 6 cucharadas de mantequilla fría sin sal, cortada en daditos
  • 230 gramos aproximadamente de  queso pecorino curado (o parmesano en su defecto) rallado muy fino
  • 2 cebolletas pequeñas, picadas muy finas
  • 2 cucharadas de perejil picado muy pequeño más 16 hojas adicionales para decorar cada galleta
  • 1 taza de suero de leche bien batido
  • 1 huevo grande, ligeramente batido 
Tiempo de preparación: 10 minutos
Tiempo de cocción: 15 minutos
6 comensales
Tipo de receta: Queso
Vegetarianos

Elaboración:

  1. Calienta el horno a 220 grados .
  2. Mezcla la harina, la levadura en polvo, el bicarbonato de sodio y la sal en el fondo de un bol grande.
  3. Usa las yemas de los dedos o una licuadora de repostería para incorporar la mantequilla a la mezcla seca. No pares de combinarlo todo hasta que los trozos más grandes de mantequilla sean del tamaño de pequeños guisantes.
  4. Agrega el queso, las cebolletas picadas y el perejil, también picado. Vuelve a mezclar la masa.
  5. A continuación, agrega el suero de leche, revolviendo hasta que se combinen.
  6. Amasa una o dos veces dentro del bol para formar una masa rugosa.
  7. Extiende la mezcla encima de la encimera con una capa fina de harina encima.
  8. Corta en círculos pequeños y presiona hacia abajo con firmeza para darle forma más o menos plana a la superficie de cada galleta salada.
  9. Coloca en una bandeja para hornear forrada con papel de horno para que no peguen en la bandeja directamente.
  10. Pinta la parte superior de cada galleta con huevo batido, luego coloca una hoja en el centro de cada parte superior de la galleta. Y por último, vuelve a pasar el pincel para frotar con huevo la galleta sobre la hoja de perejil y que esta se pegue.
  11. Hornea las galletas de 11 a 13 minutos, hasta que estén doradas.
  12. Come de inmediato, calientes o templadas, o como mucho antes de que termine el día porque no ganan con el tiempo, más bien lo contrario. 

Debido a que no se conservan bien, lo que sí se puede hacer es doblar la masa y congelar lo que necesites ya con la forma de las galletas hechas, de manera que puedas hornear las galletas saladas directamente desde el congelador añadiendo dos minutos de horno a la receta aproximadamente. Solo tendrás que hacer el último paso, el del huevo, antes de meterlas en el electrodoméstico donde se van a cocinar. 

Continúa leyendo nuestras recetas...