Arándanos, Pera, nueces, concentrado de manzana y Chía

Este es un postre sencillísimo de hacer y donde no hay cocción ni se aplica temperatura. Además, es delicioso.

Esta receta es básicamente el resultado de juntar elementos que casan entre sí, y de la acción de las semillas de chía, que, al contacto con un medio líquido, reaccionan con este, soltando un mucilago, que hace que espese de alguna manera la preparación, aunque en realidad, es que las semillas se rehidratan y ese mucilago es el que hace que espese ligeramente la preparación.

He seleccionado esta receta, además de por su facilidad para realizarla, porque así, podréis probar el concentrado de manzana, mencionado en el postre de la Mamia (Cuajada), si no lo habéis probado ya.

Tiempo de preparación: 5 minutos
Tiempo de cocción: 5 minutos
4 comensales
Tipo de receta: Fruta

Ingredientes:

Arándanos, Pera, nueces, concentrado de manzana
Foto: Istock
  • 400 ml de zumo de manzana concentrado
  • 100 grs de arándanos
  • 1 pera
  • Chía
  • Nueces

Elaboración:

Agregar unas cucharadas de chia (al gusto) al zumo de manzana. Lo ideal es hacerlo dentro de una botella de boca ancha, ya que, al cerrar el tapón, podemos agitarla y facilitar la acción espesante de la chia.

También podemos verter el concentrado de manzana en un bowl, y agregar las semillas de chía al gusto. Removiendo de vez en cuando, veremos la transformación en unos minutos.

Lavar los arándanos y la pera. Pelar esta última y cortar en dados de un cm, más o menos.

Pelar las nueces y reservar hasta su uso.

Acabado:

Verter unas cucharadas de concentrado de manzana y chia en 4 cuencos. Repartir los arandanos y los pedazos de pera en ellos. Terminar colocando las nueces peladas, en trozos no muy pequeños.

Nota: Las cantidades son orientativas, por eso en algunos casos no aparecen.

Haz tu postre de frutas a tu gusto, y recuerda: Si es ecológico, te sentará mejor!

¡ A disfrutar!

También te puede interesar:
Enaitz Landaburu García

Enaitz Landaburu García

Mi infancia como cocinero tuvo lugar en los mejores locales de vanguardia de los últimos años. Mecido al calor de maestros, como Alija o Berasategui, aprendí las técnicas más sofisticadas para transformar los alimentos y ofrecer texturas, formas y sabores que sorprenden al gourmet más experimentado. Exploro todas las oportunidades que la cocina me da, y me expreso a través de lo que cocino. La pasión que me mueve es tan grande que no podía encerrarla en un local, ni en un solo menú, ni en unas cifras que deban cuadrar a fin de mes. Decidí dejarme llevar por la cocina y viajar con ella. Soy un cocinero nómada. Voy aprovechando las oportunidades que me ofrece mi camino. Mi última aventura es Gastrolopithekus Eskola. Una escuela de cocina donde intento transmitir la emoción de cocinar de forma casera, las virtudes de dejar de lado la comida enlatada y reemplazarla por productos saludables, e incentivar el consumo de productos ecológicos y de cercanía.

Continúa leyendo nuestras recetas...