Batido cremoso de chocolate

Te va a sorprender su sabor, sobre todo cuando sepas que… ¡es vegano!

Ingredientes:

Pexels
Pexels
  • 2 plátanos maduros congelados (picados antes de congelar)
  • 1/3 taza de fresas o arándanos congeladas (o mezcla)
  • 2-3 cucharadas colmadas de cacao en polvo puro
  • 2 cucharadas de mantequilla de almendras salada (o crema de cacahuete, incluso una pizca de margarina)
  • 1 cucharada de harina de linaza ( opcional )
  • Una taza y media o dos tazas de leche de almendras sin azúcar (alternativas: de soja o coco)
  • Una pizca de extracto de vainilla (opcional)
  • 1 pizca de estevia o sirope de agave (dependiendo de la dulzura de los plátanos y del gusto personal)
  • 1/3 taza de hielo
Tiempo de preparación: 10 minutos
Tiempo de cocción: 10 minutos
4 comensales

Elaboración:

  1. Coloca todos los ingredientes en una licuadora o procesador de alimentos y mezcla hasta que quede suave. Ten cuidado con el tamaño del recipiente para que no se salga; si es pequeño o queda muy colmado, hazlo por partes.
  2. Prueba y corrige el resultado: agrega más cacao en polvo si quieres más intensidad de dicho sabor. Si lo prefieres más dulce, añade más edulcorante, ya sea estevia o sirope de agave (o azúcar si no dispones de estas alternativas). Si lo prefieres más líquido, añade más hielo (corre el riesgo de perder intensidad de sabor) o más bebida de almendras, aunque también puede ocurrir que se desequilibre la balanza de sabores y tengas que añadir una pizca más de alguno. 

Es un batido que ofrece numerosas alternativas. De entrada, si no eres vegetariano, puedes sustituir la bebida vegetal por la leche de vaca. Pero no solo eso, ya que también puedes eliminar los frutos rojos y añadir más plátano si no te gusta el matiz de los frutos rojos o te encanta el dulzor natural del plátano y cómo se funde con el cacao. 

Además, al añadir más plátanos puedes evitar el edulcorante. También puedes sustituir la mantequilla de almendras por una cucharada de crema de cacahuete si te gusta su sabor. Y, por último, como sorpresa final, te proponemos añadir un puñado de espinacas frescas para darle más valor nutricional y un toque realmente original en lo que al sabor se refiere. ¿Te atreves?

También te puede interesar:

Continúa leyendo nuestras recetas...

#}