Cómo hacer una tarta de queso vegana

¿Quién ha dicho que no sea compatible ser vegana y disfrutar de una maravillosa tarta de queso? Te explicamos de qué forma puedes elaborar una exquisita tarta de queso vegana, con anacardos crudos. Cien por cien libre de ingredientes de origen animal.

Ingredientes:

  • 1 taza (150 g) de nueces de macadamia
  • ½ taza (88 g) de dátiles Medjool sin hueso
  • 1 taza (80 g) de coco desecado
  • 3 tazas de anacardos crudos
  • ¾ taza (180 ml) de agua
  • ¾ taza (180 ml) de sirope de ágave
  • ½ taza (120 ml) de aceite de coco derretido
  • ¼ taza (60 ml) de jugo de limón
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Ingredientes para la salsa de frambuesa:

  • 340 g de frambuesas congeladas (descongeladas) + Frambuesas frescas
  • 2 cucharaditas de maicena
  • 3 cucharadas de azúcar
  • ⅓ taza de agua 
Tiempo de preparación: 30 minutos
Tiempo de cocción: 15 minutos
6 comensales
Tipo de receta: Frutos Secos
Vegetarianos

Elaboración:

  1. La noche anterior a preparar la receta pon en remojo los anacardos crudos.
  2. Pon un poco de aceite de oliva en un molde redondo de 20 centímetros, y cubre el fondo con papel de horno. Reserva.
  3. En un procesador de alimentos pon el coco desecado, los dátiles sin hueco y las nueces de macadamia. Procesa hasta que comience a formarse una masa más bien pegajosa. Pronto observarás cómo empezará a desmoronarse. Cuando esto ocurra, continúa hasta que comiencen a formarse grupos pegajosos. Transfiere al molde, colocándolo en el fondo y aplanándolo bien hasta formar una masa para pastel. Reserva en el congelador.
  4. Escurre y enjuaga bien los anacardos crudos. Colócalos en la jarra de la licuadora. Añade el agua, el sirope de ágave, el aceite de coco derretido, el jugo de limón y el extracto de vainilla, y licúa bien hasta que la mezcla quede lo más suave posible. Retira el molde del congelador, y vierte encima esta maravillosa mezcla, alisando con el dorso de una cuchara. Vuelve a colocarlo en el congelador, reservando entre 4 a 6 horas.
  5. Cuando la tarta de queso vegana se haya fraguado por completo, retírala de la fuente y colócala en un soporte para pasteles donde puedas trabajarla.
  6. Ahora vamos a elaborar la salsa de frambuesas. Para ello, en una cacerola pequeña, combina el agua, el azúcar y la maicena. Añade las frambuesas y hierve, removiendo constantemente. Deja que hierva durante 1 minuto.
  7. Vierte la salsa por encima. Puedes decorarla con algunas nueces de macadamia, al gusto.

¿Cómo hacer una salsa de caramelo salado para nuestra tarta de queso vegano?

Aunque la salsa de arándanos (o la mermelada de frambuesa) son dos de las salsas más comunes de cualquier tarta de queso, no son las únicas coberturas que combinan a la perfección con este delicado y delicioso pastel.

Otro ejemplo exquisito es la salsa de caramelo salado, que se lleva a la perfección con el sabor dulce de nuestro postre. Te explicamos qué ingredientes necesitas y los pasos a seguir.

Ingredientes:

  • ½ taza (120 ml) de mantequilla de coco derretida
  • ½ taza (120 ml) de sirope de ágave
  • ½ cucharadita de sal marina
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Elaboración:

  1. En un cuenco pon la mantequilla de coco derretida, el sirope de ágave, el extracto de vainilla y la sal marina. Remueve bien hasta que se convierta en una maravillosa y exquisita salsa de caramelo.
  2. ¡Listo! Solo tendrás que extenderla sobre la parte superior de la tarta de queso vegana, trabajándola rápidamente. El motivo de tener que trabajarla así es que al entrar en contacto con la tarta de queso fría puede esperarse y fraguarse.

Otras coberturas deliciosas

Además de la salsa de frambuesa, arándanos o caramelo salado, existen otras opciones sencillas para añadir por encima de nuestra tarta de queso vegana. Toma nota:

  • Ralladura de limón. Es una opción mucho más sencilla y simple, ideal si no deseas añadir salsas por encima, o cuando únicamente dispones de limones en la nevera y no tienes mermelada, frambuesas o arándanos. Basta simplemente con rallar el limón, y esparcir la piel rallada por encima.
  • Fresas. Otra opción útil es utilizar un puñado de fresas frescas y, después de haberlas lavado y retirado la parte superior, añadirlas por encima, ya sea enteras o cortadas en láminas.
  • Chocolate vegano. También puedes verter un poco de salsa de chocolate vegano por encima, el cual se solidificará rápidamente al entrar en contacto con la tarta de queso fría. Solo tienes que fundir un poco de chocolate vegano al microondas, por ejemplo con un poco de mantequilla vegana (cada pocos segundos es conveniente removerlo, para evitar que se queme).
También te puede interesar:
Christian Pérez

Christian Pérez

Editor de Gaia Media Magazines y creador de revistas como Natursan, Vegveggies o Saludablementebien. Creador de contenidos especializado en nutrición, lifestyle y salud. Y lo más importante: Papá de 2 niñas

Continúa leyendo nuestras recetas...