Crumble de merengue y kiwi

Un postre fácil de hacer, con el merengue francés como protagonista. Puedes prepararlo con el kiwi o con la fruta de temporada que más te guste.

También te puede interesar:
Tiempo de preparación: 15 minutos
Económica
3 comensales
Tipo de receta: Huevos
Vegetarianos

Ingredientes:

Para el merengue:

  • 3 claras a temperatura ambiente 
  • 150 gr de azúcar 
  • 1 pizca de sal
  • 1 chorrito de limón.

Para la presentación:

  • Galletas trituradas
  • 1 yogur griego
  • 2 kiwis.

Elaboración:

  1. En un bol grande añadir las claras de huevo a temperatura ambiente y una pizca de sal.
  2. Batir con unas varillas eléctricas o un robot de cocina a velocidad rápida.
  3. Cuando las claras tengan una textura de espuma, añadir el zumo de medio limón y el azúcar.
  4. Seguir batiendo hasta que estén brillantes y firmes. Deben formar picos al sacar la varilla.
  5. Triturar las galletas y colocarlas en un vasito a modo de base.
  6. Añadir un par de cucharadas de yogur griego sobre la galleta.
  7. Colocar unas láminas de kiwi.
  8. Terminar añadiendo el merengue.

Los mejores trucos para hacer este postre en casa:

El merengue es una de las preparaciones más versátiles de la repostería, que puedes usar como base o como complemento en cientos de postres. Se puede utilizar para cubrir tartas, para el relleno de bizcochos, para hacer mousse, para mejorar la consistencia de bizcochos, pero también queda perfecto cuando se combina con fruta, galletas o crepes.

En esta ocasión, el cocinero Gonzalo D'Ambrosio nos enseña a preparar un vasito con merengue francés sencillo y muy resultón. Para hacer el merengue puedes utilizar un robot de cocina o unas varillas eléctricas. Si decides hacerlo con varillas eléctricas, ten en cuenta que hay que realizar movimientos continuos y batir a potencia alta para que el aire entre en la mezcla y se monte con facilidad.

Antes de empezar a preparar el merengue, asegúrate de que los utensilios que usas no están fríos (cuenco, varillas) así como los huevos. A temperatura ambiente va a ser mucho más rápido y conseguirás la textura ideal.

Los mejor es que lo consumas en el momento en el que las preparas o, como mucho, en ese mismo día. Si no lo conservas correctamente corres el peligro de que se corten o “lloren”, es decir que se separe la clara del azúcar y se pierda la textura de merengue.

Aunque en la receta se utiliza el kiwi, la mejor opción es que uses la fruta de temporada en el momento en el que lo preparas. De esta forma obtendrás un sabor más auténtico y te beneficiarás de los nutrientes de la fruta.

Para estos vasitos de merengue, el chef prepara una base de galleta. Si quieres conseguir una base crujiente, no tritures del todo la galleta con un triturador, sino con un mortero para que queden trozos que puedas morder y una mezcla irregular. Añádele mantequilla derretida para darle sabor y consistencia. Si quieres aportar un poco más de crujiente, puedes añadir unos frutos secos tostados y triturados en trozos de tamaño mediano (no en polvo).

Como verás este postre es muy sencillo y está absolutamente delicioso. Es perfecto para servir para terminar una comida especial. ¡Gusta a todos y se tarda muy poco tiempo en preparar!

Gonzalo D'Ambrosio

Gonzalo D'Ambrosio

Continúa leyendo nuestras recetas...