Cupcakes de violetas

Están de moda y con razón, ya que los cupcakes están deliciosos, jugosos y sabrosos. Además, su aspecto es tan increíble que ¡entran por los ojos! Aunque se pusieron de moda...

También te puede interesar:
Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 105 minutos
Económica
Vegetarianos

Ingredientes:

-115 gr de mantequilla a temperatura ambiente

-220 gr de azúcar blanco

-3 huevos

-200 gr de harina

-1 cucharadita y media de levadura Royal

-120 ml de leche

-1 cucharadita de extracto de vainilla

Para la buttercream:

-250 gr de mantequilla a temperatura ambiente

-325 gr de azúcar glas

-1 cucharadita de extracto de vainilla

-2-3 cucharadas de leche

-Colorante alimentario de color violeta (o mezcla de rojo y azul).



Elaboración:

Lo primero es poner a remojo 200gr de caramelos de violeta en 50 ml de agua. Tardarán un par de horas en deshacerse del todo. Cuando esté podemos empezar la receta.

Precalentamos el horno a 180 grados (160 grados si es de ventilador). Batimos bien la mantequilla con el azúcar y añadimos los huevos, uno o a uno, batiendo hasta que se incorporen.
En un recipiente aparte tamizamos la harina y añadimos la levadura química. Agregamos la mitad de esta harina a la mezcla de huevo, azúcar y mantequilla, y batimos a velocidad baja hasta que se incorpore bien.
Añadimos la leche mezclada con el extracto de vainilla y batimos de nuevo. Añadimos el sirope que fabricamos al principio de caramelo de violeta.
Añadimos la otra mitad de la harina y batimos hasta que la mezcla esté bien ligada.

Preparamos la bandeja para cupcakes con 12 cápsulas de papel y repartimos la mezcla, llenándolas algo más de 2/3.

Horneamos 22-25 minutos o hasta que un palillo salga limpio.

Para hacer la buttercream:

Mezclamos en un bol el azúcar glas junto con la mantequilla, el extracto de vainilla y la leche. Se bate un minuto a velocidad baja y otros cinco a velocidad media-alta. El buttercream se volverá muy cremoso y casi blanco. Es el momento de poner el colorante y mezclar unos segundos.
Esta buttercream se mete en una manga pastelera con boquilla rizada intermedia y se decoran con ella las magdalenas que deben estar ya frías. Apoyamos el pico de la manga bien perpendicular al cupcake y apretando la manga de manera uniforme vamos haciendo círculos. Empezamos de fuera hacía dentro y vamos haciendo círculos concéntricos hasta acabar con un ‘capirote’ en el centro.

Se adorna el cupcake con un caramelo de violeta. Y ¡ya está!

 

Continúa leyendo nuestras recetas...