Milhojas de chocolate

Un postre rápido y con un resultado que sorprenderá a todos tus invitados. Gonzalo D'Ambrosio te da la receta de esta delicia.

Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 30 minutos
3 comensales
Tipo de receta: Chocolate

Ingredientes:

  • 100 g de mantequilla
  • 1 paquete de masa filo
  • 200 g de natillas
  • 200 g de chocolate picado
  • 100 g de avellanas tostadas picadas
  • Cacao en polvo.

Elaboración:

  1. Precalienta el horno a 180 grados.
  2. Derrite los 100 gramos de mantequilla en un cazo al fuego.
  3. Engrasa con la mantequilla que has derretido un molde antiadherente apto para el horno y postres.
  4. Coloca la masa filo de base.
  5. Añade en la segunda capa un poco de natillas y vuelve a taparla con masa.
  6. Intercala la masa, con una capa de natillas, chocolate troceado y los 100 gramos de avellanas picadas.
  7. Cuando completes el molde tapa con una última capa de masa filo.
  8. Recorta los sobrantes de la masa que han quedado en los laterales ayudado con un cuchillo.
  9. Haz tres agujeros en la superficie de la preparación ayudado con un cuchillo.
  10. Hornea durante 30 minutos a 180 grados.
  11. Deja enfriar y espolvorea por encima cacao en polvo.

Consejos para hacer milhojas en casa fácilmente:

La receta que nos propone Gonzalo D’Ambrosio es una opción ideal si quieres preparar un postre que sorprenda a tus invitados, pero que no te quite mucho tiempo de elaboración. El resultado es espectacular, en parte gracias a la textura crujiente que le aporta la masa filo.

Para conseguir intensificar la textura, entre capa y capa moja la masa unas gotas de agua. Además, no te preocupes de colocar las capas perfectas, ya que las ondulaciones le aportan aún más textura en boca.

Aunque los ingredientes que te propone Gonzalo son deliciosos, puedes adaptar esta receta a cualquier relleno que sea de tu gusto. La crema pastelera también va de cine en esta receta e incluso alternar una capa de chocolate y otra de crema, ahí dejamos la idea...

Con respecto al chocolate, lo ideal es que sea uno con alto porcentaje de cacao. Las opciones con menos de un 80 % de cacao tienen una cantidad de azúcar muy elevada, por lo que a nivel nutricional son mucho menos interesantes.

Lo bueno de esta receta es que al prepararla en un molde de cake haces muchas raciones al mismo tiempo (como si fuese un bizcocho), luego solo tienes que espolvorear la parte de arriba con cacao en polvo, cortarlas en porciones y servirlas en un plato o bandeja bonito. ¡El éxito está asegurado!

Al igual que el hojaldre, la masa filo es ideal para preparar platos dulces y salados y esta última es apta para el horno y para freír, aunque el sabor cambia mucho si se fríe (sabe a masa de churro).

Una variante de esta receta...

Si quieres hacer milhojas de hojaldre al estilo tradicional, tienes que cortar la masa en porciones rectangulares iguales y colocarlas sobre una bandeja de horno con papel vegetal en la base. Después hay que pinchar el hojaldre para que no suba mucho, cubrirlo con otro papel de horno y sobre él poner unas legumbres o unos pesitos para que tras el horneado queden planchas más o menos finas. Una vez hecho esto, se hornean durante 8 o 10 minutos a unos 180 grados o hasta que el hojaldre está cocinado.

Y ya en frío se rellenan con la crema elegida: nata, una ganache de chocolate o crema pastelera y se espolvorean de chocolate o azúcar glas. ¡Conseguirás un postre de lujo en muy poco tiempo!

 

Gonzalo D'Ambrosio

Gonzalo D'Ambrosio

Continúa leyendo nuestras recetas...