Mousse de chocolate baja en calorías

Un postre ligero, con pocas calorías y absolutamente adictivo. ¡Los amantes del chocolate salivarán con esta mousse!

Tiempo de preparación: 15 minutos
Económica
5 comensales
Tipo de receta: Chocolate
Light
Vegetarianos
Sin gluten

Ingredientes:

  • 220 gr. de chocolate negro 50%
  • 6 huevos
  • 1 cucharada de edulcorante líquido
  • Menta para decorar (opcional).

Elaboración:

  1. Comenzar troceando la tableta de chocolate negro y colocar los trozos en un recipiente apto para microondas para fundirlo a potencia baja hasta que esté bien derretido. Es importante no fundirlo a temperatura alta para que no se queme el chocolate. También se puede hacer en un cazo a fuego lento o al baño maría. Dejar templar el chocolate hasta que esté tibio.
  2. A continuación, separar las yemas de los huevos y las claras.
  3. Mezclar las yemas con el chocolate (que ya no estará caliente) con unas varias hasta que se integren muy bien ambos ingredientes.
  4. Montar las claras a punto de nieve y añadir el edulcorante líquido en mitad del proceso.
  5. Cuando las claras estén bien firmes ir añadiendo cucharadas de esta mezcla al bol con el chocolate y las yemas e ir mezclando con movimientos envolventes para que no se bajen las claras. El aire que tienen las claras son las que aportan textura a la mousse, por lo que es clave que no se bajen.
  6. En el momento en que todo el merengue esté integrado, repartir en vasos, tapar con film transparente y guardar en la nevera durante varias horas para que la mousse coja cuerpo.

- Receta proporcionada por: Nutrición Center.

Consejo de presentación:

Justo en el momento de servir la mousse, se puede rayar un poco de chocolate por la superficie y colocar una hoja de menta para decorar.

Trucos para conseguir una mousse de chocolate perfecta:

Hacer una mousse de chocolate es lo más sencillo del mundo, un postre ligero que se prepara con tres ingredientes. La clave está en conseguir una textura esponjosa, que quede una crema muy ligera.

Esto se consigue con las claras montadas a punto de nieve. Deben quedar muy montadas, con mucho cuerpo. Estarán listas cuando el merengue haga picos y puedas darle la vuelta al bol sin que se caiga nada. Una batidora de varillas ¡te facilitará muchísimo la tarea! 

Otro de los secretos está en el chocolate, que es el que aporta el sabor a este dulce. Es muy importante que sea un chocolate de calidad, con un sabor pronunciado. Si, además, eres amante del chocolate negro, puedes usar uno con un porcentaje mayor de cacao. Conseguirás un postre más sano y con un sabor más potente.

A la hora de mezclarlo con las yemas, no tiene que estar caliente para que las yemas no se corten.

Al sustituir el azúcar por edulcorante, se reducen aún más las calorías de este dulce que, de por sí, es ligero. De hecho, si te gusta el sabor del chocolate, quizás ni siquiera necesites añadir ningún endulzante.

Esta receta de mousse de chocolate es perfecta para servir en una comida especial ya que gusta a todo el mundo, no se hace nada pesada y no da ningún trabajo. ¡La tienes lista en un momento! Cuando la pruebes, será un básico de tus postres.

Si te encantan las recetas con chocolate, no dejes de ver nuestra recopilación de 17 recetas con chocolate que no te puedes perder.

Y si eres vegana y buscas un sustituto de la clara, la aquafaba es tu solución.

X

Continúa leyendo nuestras recetas...