Sorbete de frambuesas

Un postre perfecto para disfrutar después de una comida especial. ¡Los sorbetes son para todo el año!

También te puede interesar:
Tiempo de preparación: 121 minutos
Económica
3 comensales
Tipo de receta: Fruta
Light
Vegetarianos
Sin gluten

Ingredientes:

  • 600 g de frambuesas
  • 75 g de azúcar
  • 2 cuch. de zumo de limón
  • 2 cuch.de sirope o de licor de frambuesas
  • 4 cuch. de agua de rosas
  • Pétalos de rosas frescos o confitados.

Elaboración:

  1. Triturar las frambuesas con el zumo de limón, el sirope (o licor), las 2 cucharadas de agua de rosas y el azúcar.
  2. Pasar a través de un colador fino para eliminar las pepitas.
  3. Verter en la sorbetera y dejar en el congelador hasta que se cuaje.
  4. Sacar el sorbete unos 10 minutos antes de consumirlo para que esté cremoso.

    Servir en copas previamente congeladas.
  5. Recubrir con el agua de rosas y decorar con los pétalos.

Las frambuesas y sus beneficios...

La frambuesa roja es una de las frutas más consumidas del  mundo. Su sabor cautiva a personas de todas las edades y son perfectas tanto para comer solas como para incorporarlas a postres como el que te proponemos.

Entre sus numerosas propiedades se encuentran los flavonoides y los polifenoles. En conjunto, ambas sustancias ayudan a prevenir las enfermedades cardiovasculares, reduciendo la presión arterial por sus funciones antiinflamatorias. Son una opción perfecta para aquellas personas que padecen colesterol o mala circulación.

Los flavonoides, presentes en estas pequeñas frutas, también son beneficiosos para la salud y el cuidado del cerebro. El consumo moderado de frambuesas ayuda a prevenir el envejecimiento y la pérdida de memoria. Además, su alto contenido en fibra te ayudará a combatir el estreñimiento y a facilitar el correcto tránsito intestinal.

Trucos para conseguir un sorbete perfecto: 

Para que tu sorbete quede perfecto y lleno del sabor de las frambuesas, lo más conveniente es que una vez metida la mezcla en el congelador lo remuevas cada media hora con ayuda de un tenedor. De esta manera los sabores se integrarán y quedará una preparación homogénea en textura y en sabor. Si quieres que tu sorbete quede más sabroso, puedes cocer las frambuesas en lugar de añadirlas frescas. Las frambuesas son una de las frutas que funcionan mejor cocidas. Esto no sucede con otras frutas rojas como las fresas.

Un truco perfecto para que tu sorbete sea agradable en boca es batirlo bien previamente a meterlo en el congelador para que no haya cristales de hielo. Otra alternativa usada en las elaboraciones de sorbetes tradicionales es añadirle una clara de huevo a la mezcla.

Si no te gustan los sorbetes excesivamente dulces, puedes prescindir del azúcar que aparece en la lista de ingredientes. Si decides no echarle azúcar ten en cuenta que tu sorbete quedará más duro y menos cremoso.

 

Continúa leyendo nuestras recetas...