Tarta de arándanos: 3 recetas deliciosamente caseras

Tremendamente fáciles de hacer, estas tartas son una ocasión excelente para disfrutar de la temporada de arándanos, en especial a la hora de usarlos frescos.

Ingredientes:

  • 350 g de harina común
  • 250 g de mantequilla
  • 150 g de azúcar glas + 2 cucharadas de azúcar glas
  • 1 huevo grande
  • 1 cucharada de agua fría
  • 750 g de arándanos
  • 2 cucharadas de harina de maíz
  • 100 g de almendras molidas
  • La ralladura de 1 naranja + Un poco de su jugo
  • 2 cucharadas de azúcar granulada
Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 30 minutos
6 comensales
Tipo de receta: Fruta

Elaboración:

  1. Corta la mantequilla en cubitos. Coloca los trozos de mantequilla en un procesador de alimentos, junto con la harina, el azúcar glas, las almendras molidas y la ralladura de naranja. Procesa bien hasta que se formen migas. 
  2. En un tazón pon la yema de huevo y mézclala con la cucharada de agua fría. Añádelo al procesador y procesa hasta que se una al resto de la masa.
  3. Pon el horno a calentar a 190C. Forra un molde para patel de 20 centímetros con la mitad de la masa. Añade encima papel para hornear, judías o garbanzos secos, y hornea durante 30 minutos. Luego retira del horno, retira el papel y las legumbres.
  4. En un cuenco mezcla los arándanos con la harina de maíz y las 2 cucharadas de azúcar glas. Agrega un poco de jugo de naranja y apila en la base del pastel.
  5. Estira la masa restante con la ayuda de un rodillo, hasta que sea lo suficientemente grande como para cubrir el pastel por encima con una ligera superposición.
  6. Bate la clara de huevo con la ayuda de un tenedor, y cepilla un poco con la clara batida alrededor del borde de la masa. Levanta con cuidado la tapa de la masa, recorta los bordes, y presiona con la ayuda de los dientes de un tenedor para sellarlo. Haz algunos agujeros en la masa, con forma de dibujos. Cepilla con más clara de huevo si deseas. Luego espolvorea con azúcar granulada por encima.
  7. Introduce en el horno y hornea durante 30 minutos, hasta que la masa se haya dorado y la fruta almibarada haya empezado a burbujear.
  8. Finalmente, deja que la tarta se enfríe durante algunos minutos antes de servirla caliente, o a temperatura ambiente.

Tarta tradicional de arándanos

Ingredientes para la masa:

  • 2 ½ tazas de harina común
  • ½ cucharada de azúcar
  • ½ cucharadita de sal marina
  • 225 g de mantequilla sin sal fría, cortada en cubos
  • 6 cucharadas de agua helada

Ingredientes para el relleno:

  • 6 tazas de arándanos
  • 1 cucharadita de ralladura de limón
  • 2 cucharadas de jugo de limón recién exprimido
  • 4 ½ cucharadas de harina
  • ½ taza de azúcar
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 1 huevo + 1 cucharada de agua

Preparación:

  1. Coloca la harina, el azúcar y la sal en el vaso del procesador de alimentos. Pulsa varias veces, hasta que todos estos ingredientes se combinen bien.
  2. Añade la mantequilla fría cortada en cuadrados o cubitos, y mezcla y procesa hasta que se formen migajas gruesas. La mezcla debe permanecer seca y con forma de polvo grumoso.
  3. Añade las 6 cucharadas de agua helada, y pulsa hasta que ahora empiecen a formarse grumos húmedos o bolas de pequeño tamaño. Ten cuidado si añades mucha agua, ya que la masa se quedará pegajosa y será difícil de extender.
  4. Pasa la masa a una superficie de trabajo limpia, y junta la masa en una bola. Luego divide la masa por la mitad, y aplánala hasta formar 2 discos. Cubre con papel film transparente, y reserva en la nevera durante 1 hora. 
  5. Enrolla el primer disco de masa en un círculo de 33 centímetros, y transfiérelo a un molde de tarta de 22 centímetros de ancho. Aplana la segunda corteza en un círculo de 30 centímetros, y con la ayuda de un cortador de pizzas corta diez tiras de 2,50 centímetros.
  6. En un cuenco grande combina las 6 tazas de arándanos frescos, 1 cucharadita de ralladura de limón, 2 cucharadas de jugo de limón, ½ taza de azúcar, la harina y la cucharadita de canela. Y remueve bien para mezclar.
  7. Transfiere ahora esta maravillosa mezcla a la fuente de pastel forrada de masa, montándola ligeramente en el centro, y manteniendo los bordes limpios de jugo de arándano.
  8. Con la ayuda de las 10 tiras de masa crea una costra reticular sobre la parte superior. Pellizca los bordes para sellar, y engárzalos si lo deseas.
  9. Bate 1 huevo con 1 cucharada de agua, y cepilla sobre la corteza y los bordes. Introduce en el horno, y hornea a 190 ºC durante 40-60 minutos, o hasta que la corteza se haya dorado perfectamente, y el jugo comience a burbujear.

Deliciosa tarta de arándanos frescos

Ingredientes:

  • 1 hoja de masa de tarta refrigerada
  • ¾ taza de azúcar
  • 3 cucharadas de maicena
  • ⅛ cucharadita de sal
  • ¼ taza de agua fría
  • 5 tazas de arándanos frescos
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 1 cucharada de jugo de limón recién exprimido
  • 1 cucharada de canela molida

Preparación:

  1. Comenzaremos precalentando el horno a 220 ºC. En una superficie enharinada, desenrolla la masa hasta que quepa en un molde redondo para tartas de 22 centímetros. Cubre con la masa, y refrigera durante 30 minutos. Luego cubre la corteza con el doble de papel de aluminio. Rellena con un peso, y hornea en rejilla inferior del horno, hasta que la masa de pastel se haya dorado, durante 20 a 25 minutos. Luego retira la lámina y los pesos, y hornea hasta que el fondo de la masa se haya dorado, durante 3 a 6 minutos.
  2. En una cacerola a fuego medio, combina la maicena, el azúcar, la sal y el agua. Calienta hasta que empiece a quedarse suave. Añade 3 tazas de arándanos, y deja que hierva. Cocina, remueve durante 2 minutos (o hasta que se espese) y comience a burbujear.
  3. Retira los arándanos del fuego. Añade la mantequilla, el jugo de limón y los arándanos restantes. Remueve hasta que la mantequilla se derrita. Vierte en la corteza. Refrigera hasta que se vaya a servir. 

La tarta de arándanos es una de esas tartas caseras que siempre apetecen. Es un postre tradicional y clásico ideal para aprovechar los arándanos, especialmente cuando están de temporada. Aunque es cierto que se trata de una exquisita baya en realidad muy poco habitual en nuestra cocina, lo que hace que esta tarta adquiera una importancia aún más interesante si cabe.

Como hemos visto, existen múltiples opciones a la hora de elaborar nuestra propia tarta de arándanos. Una de las más clásicas, por ejemplo, consiste en triturar los arándanos hasta formar una textura similar a la de una conserva, y añadir por encima tiras de masa de harina a modo de cobertura.

Otra opción igualmente tradicional, a la par que deliciosa, consiste en elaborar un relleno de crema pastelera, e incorporar directamente por encima una especie de gelatina o cobertura de arándanos, y luego terminar con arándanos enteros.

Con qué comer nuestra tarta de arándanos

Lo cierto es que cualquier tarta de frutas es exquisita, ya se trate de una tradicional tarta de manzanas, de pera o alguna de las tartas de arándanos que te hemos propuesto en esta ocasión.

A la hora de comerla, es ideal como postre después de cualquier comida exquisita, o bien tomar un pedazo en el desayuno, acompañándola con un poco de café o un delicioso té.

Por otro lado, como los arándanos suelen tener un sabor ligeramente ácido, es posible servir cada porción de tarta con un poco de nata, crema o helado de vainilla. La combinación será tan simple como deliciosa.

También te puede interesar:
Christian Pérez

Christian Pérez

Editor de Gaia Media Magazines y creador de revistas como Natursan, Vegveggies o Saludablementebien. Creador de contenidos especializado en nutrición, lifestyle y salud. Y lo más importante: Papá de 2 niñas

Continúa leyendo nuestras recetas...

#}