Tiramisú con higos

Reinventa la receta tradicional del tiramisú con esta original versión. ¡Una delicia!

También te puede interesar:
Tiempo de preparación: 30 minutos
Económica
Tipo de receta: Fruta

Ingredientes:

  • 500 g de higos frescos y maduros
  • 200 ml mermelada de higos
  • 200 g de bizcochos de soletilla
  • 2 cucharadas de miel de azahar
  • 250 g de queso mascarpone
  • 1 naranja
  • 30 g de azúcar
  • 2 huevos.

Elaboración:

  1. Poner al fuego una cazuela con la mermelada de higos, la miel y 1 dl de agua, llevar a ebullición y cocer a fuego moderado durante 10 minutos.
  2. Lavar y secar los higos con papel absorbente.
  3. Reservar la mitad y cortar el resto en 6 porciones.
  4. Sumergir estos gajos en el almíbar anterior y cocer 4 minutos a fuego bajo; escurrir la fruta y dejar templar sobre una rejilla.
  5. Repartir los bizcochos en el fondo de 4 copas, apretando ligeramente con los dedos. Poner encima los higos caramelizados y rociar con la mitad del almíbar tibio.
  6. Rallar la naranja, exprimirla y colar el zumo.
  7. Disponer el queso mascarpone en un cuenco con el azúcar y la mitad de ralladura de naranja.
  8. Incorporar 2 yemas de huevo, 1 cucharada del almíbar y la mitad del zumo de naranja.
  9. Batir hasta que la mezcla tenga aspecto untuoso.
  10. Montar las claras a punto de nieve e integrarlas en mezcla con suaves movimientos envolventes para que no se bajen.
  11. Verter en las copas y refrigerar al menos 2 horas.
  12. Cortar los higos reservados en cuartos, repartir sobre las copas y rociar con el almíbar restante.
  13. Espolvorear con ralladura de naranja.

Más sobre este tiramisú con higos:

Esta nueva versión del postre italiano contiene higos, fruta que tiene un alto contenido en hidratos de carbono de buena calidad. Esta propiedad hace que sea una fruta perfecta para proporcionarte energía y una gran opción para tomar antes de una sesión de ejercicio.

Los higos son ricos en fibra soluble, un 2,5 %. Esta ayuda a recuperar el tránsito intestinal y solucionar problemas de estreñimiento. A diferencia de productos que prometen un alto contenido en fibra, los higos tienen el poder de digerirse bien gracias a sus fermentos emolientes.

Además de que la salud de tu microbiota está asegurada consumiendo esta fruta, los higos también te ayudan a mantener la salud de tus huesos. La ingesta de 100 gramos de higos aporta 38 mg de calcio.

A pesar de sus numerosas propiedades beneficiosas para el cuerpo, no hay que olvidar que los higos tienen gran cantidad de azúcar y, por lo tanto, no recomendables para personas con sobrepeso o diabetes

Para saber si los higos están maduros fíjate en que estén arrugados y que tengan un tono oscuro. En caso de que el higo produzca un líquido similar a la leche no lo compres: es un indicativo de que no están maduros. 

Al añadir a tu tiramisú zumo de naranja estás aportando a tu cuerpo una excelente concentración de vitamina C, que favorece la renovación celular. Además, en contra de la creencia popular, el zumo de naranja mantiene las vitaminas hasta 12 horas. 

El secreto del tiramisú:

El secreto para preparar una buena crema de tiramisú con cuerpo, sin necesidad de usar nata montada, está en montar muy bien las yemas de huevo con el queso mascarpone por un lado, hasta obtener una crema con cuerpo y las claras por otro. Y luego integrar ambas preparaciones con mimo evitando que pierdan consistencia.

Después, una vez montadas las copas, es clave dejar enfriar muy bien este postre para que la crema coja aún más cuerpo. Al servirlo en vasitos o copas evitas la dificultad de cortar una porción de tiramisú (que tiene su aquel...).

Y con estos consejos conseguirás un tiramisú de higos totalmente adictivo y con sabor a fruta de verano. ¿Te apuntas?

Continúa leyendo nuestras recetas...