Ají de pollo

Un plato típico de la cocina peruana que, si te gusta descubrir nuevos sabores, te encantará.

2 minutos
aji de pollo

Tiempo de preparación:

30 min

Tiempo de cocción:

1 hora

Tipo de receta:

Carnes

Receta para 4 personas

Económica

Ingredientes:

- 2 pechugas de pollo.

- 1/2 litro de caldo de ave.

- 300 ml   de leche.

- 4 rebanadas de pan blanco.

- 1 cucharada de pasta de ají amarillo.

- 1 cebolla.

- 1 diente de ajo.

- 3 cucharadas de aceite de oliva.

- Una pizca de orégano.

- Una pizca de nuez moscada en polvo.

- 1 cucharda de almendra molida.

- Sal.

- Pimienta molida.

- 2 huevos cocidos.                       

- Cilantro fresco.

- Unas alcaparras.

- Arroz blanco para acompañar.

Elaboración:

1. Poner las pechugas a cocer en una cacerola con el caldo de ave durante 40 minutos. Retirar del fuego y dejar enfriar en su jugo.

2. Mientras, triturar la miga del pan con la mitad de la leche en la túrmix. Añadir la pasta de ají y volver a batir.

3. Pelar y picar la cebolla y el diente de ajo. Rehogarlos en una cacerola con el aceite caliente hasta que la cebolla quede lacia y transparente.

4. Sazonar con sal, pimienta, nuez moscada y orégano. Remover y mezclar bien con la pasta de pan con leche y ají. Dejar cocer 5 minutos a fuego medio.

5. Escurrir las pechugas, deshilachar la carne  con los dedos e incorporarla a la cacerola junto con el resto de la leche, 200 ml del caldo de la cocción de las pechugas y la almendra molida.

6. Mezclar bien, tapar la cacerola y dejar cocer suavemente durante 15 minutos removiendo de vez en cuando. Rectificar el sazonamiento si es necesario. Si quedara demasiado espeso se puede añadir un poco más de caldo.

7. Servir el ají de pollo con unas alcaparras distribuidas por encima y  huevo cocido partido en cuartos, o picado. Decorar con unas hojas de cilantro fresco.

8. Acompañar el plato con una guarnición de arroz blanco.

 

Saber más: en Perú, este plato se elabora tradicionalmente con gallina. Ten cuidado con la cantidad de ají que utilices. Se trata de un pimiento picante -el amarillo es autóctono de Perú- y si añades demasiado puede resultar muy fuerte. Generalmente el ají de gallina se sirve sobre unas rodajas de patata cocida y también acompañado de arroz blanco para mitigar el picor.

 

Elaboración de la receta: Rosie Cañedo. Foto: Fernando Ramajo

Etiquetas: Cocina internacional, Recetas de pollo, Recetas fáciles

¿Quieres ver más recetas?

Buscar por...

recipe_post_search

Continúa leyendo nuestras recetas...

Contenidos similares

COMENTARIOS