Callos con garbanzos. Receta con conservas

¿Quién dijo que con latas no se podía preparar un buen guiso? Víctor Conus, chef de La mesa de Conus, nos enseña a preparar unos sencillos callos con garbanzos en muy poco tiempo.

Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 15 minutos
Económica
4 comensales
Tipo de receta: Carnes

Ingredientes:

  • 1 bote de garbanzos cocidos.
  • 1 lata de callos a la madrileña.
  • Comino.
  • Sal.
  • Unas hojas de hierbabuena o de menta frescas.

Elaboración:

  1. Verter la lata de callos en una olla y poner a calentar a fuego medio.
  2. Escurrir los garbanzos y pasarlos por el chorro de agua fría para eliminar el líquido en el que están conservados.
  3. Añadir los garbanzos a la cazuela con los callos.
  4. Subir el fuego hasta que rompa a hervir y cocinar todo junto a fuego medio durante 10 minutos para que se unifiquen los sabores y los garbanzos vayan absorbiendo el sabor del guiso.
  5. Incorporar un poco de comino molido (cantidad al gusto).
  6. Probar la salsa, rectificar de sal si fuese necesario y dejar cocinar sin que pare el hervor durante 3 o 4 minutos más.
  7. Para aligerar el guiso, sacar del fuego y añadir un poco de menta o hierbabuena. Tapar y dejar fuera del fuego que repose, mejor de un día para otro.

Consejos para preparar los callos con garbanzos:

Víctor Conus, el chef del restaurante La mesa de Conus, nos hace una propuesta para cocinar con latas de conserva un plato sencillísimo que puedes tener listo en cuestión de pocos minutos. Atrévete a preparar este clásico de la gastronomía madrileña sin esfuerzo ninguno.

Evidentemente con  esta receta o idea no consigues un guiso antológico, de esos que se preparan durante muchas horas de cocción a fuego lento, pero sí que puedes preparar un plato muy sabroso y muy rico para disfrutar a la hora de la comida que podrás tener listo sin invertir mucho tiempo en la cocina. Es ideal para los días en los que no te apetece mucho cocinar o para las personas que no son muy expertas entre fogones pero no quieren renunciar a tomar un guiso sabroso.

Elegir conservas de calidad es clave

La clave para que quede delicioso es tener unas buenas conservas, es decir unos callos de calidad y unos buenos garbanzos cocidos y luego también es muy importante dejar el guiso de un día para otro. De esta forma los sabores se unificarán y el plato tendrá mucho más sabor.

A la hora de elegir unas conservas de calidad es importante fijarse en los ingredientes y elegir las que no tengan una cantidad excesiva de sal o de aditivos y, por supuesto, que sean de calidad. Ten en cuenta que cuanto mejor sea la calidad de la materia prima, mejores resultados se conseguirán en el guiso.

Más trucos sobre este guiso de callos con garbanzos

Las especias son las encargadas de aportar un toque especial a este tipo de platos, que se preparan a base de ingredientes ya cocinados. 

En este caso el chef incorpora un poco de comino molido, que le dará un toque muy especial al guiso, y también añade unas hojas de menta o hierbabuena, un punto un poco menos ortodoxo, pero que aligera un plato que es bastante contundente de por sí.

No lo dudes y atrévete con la receta facilísima que propone Víctor Conus. ¡El resultado te va a sorprender muy gratamente!

Continúa leyendo nuestras recetas...

#}