Patatas rellenas de carne con queso rallado

¿Te encantan las patatas y quieres darles un toque aún más delicioso? Te recomendamos hacerlas al horno rellenas de carne y espolvoreadas con queso.

patatas rellenas con carne y queso

Tiempo de preparación:

45 min

Tiempo de cocción:

15 min

Tipo de receta:

Patatas

Receta para 4 personas

Económica

Ingredientes:

  • 300 g de ternera picada
  • 8 patatas medianas
  • 1 lata pequeña de tomate entero
  • 1 cebolla mediana
  • 1 diente de ajo
  • 75 g de queso emmental rallado
  • 100 ml de aceite de oliva
  • 2 ramitas de perejil rizado
  • Pimienta
  • Sal

Elaboración:

  1. Para hacer esta receta debemos lavar primero las patatas. Después, las cocemos con piel en agua con sal. Una vez cocidas, las pasamos por agua fría y las pelamos.
  2. A continuación, les cortamos la parte de arriba y las vaciamos dejando 1/2 cm de pulpa alrededor.
  3. El siguiente paso es escurrir los tomates, abrirlos a lo largo, retirar las simientes y trocearlos.
  4. Pelamos y picamos fino la cebolla y el diente de ajo.
  5. Calentamos el aceite en una sartén y rehogamos la cebolla y el ajo, sin que cojan color. Una vez hecho esto, incorporamos el tomate, reservando 2 cucharadas del mismo, y salteamos durante 2 minutos a fuego vivo.
  6. Agregamos la carne picada, sazonamos con pimienta y sal y rehogamos durante 4 minutos más.
  7. Llenamos las patatas con la preparación de la carne. Repartimos el queso rallado por encima y metemos en el horno, precalentado a 200 ºC, durante 5 minutos.
  8. Cuando las saquemos del horno, espolvoreamos con el perejil rizado picado y acompañamos con el tomate reservado.
  9. Servir caliente.

Consejos para hacer esta receta de patatas rellenas

- A la hora de cocer las patatas podemos dejarlas con piel o quitársela. Cuando las cocemos con piel, la patata absorbe menos agua y pierde una menor cantidad de almidón. Además, es importante que todas las patatas sean del mismo tamaño, para que al cocerlas se hagan al mismo tiempo.

- Hemos propuesto utilizar una lata de tomate entero, sin embargo, podemos utilizar tomates frescos naturales. Los lavamos, los pelamos y, del mismo modo que indicábamos antes, los abrimos para retirar las simientes y los troceamos. El motivo por el que hemos recomendado la lata es ahorrar tiempo y evitarnos el paso de pelar los tomates.

- En este caso hemos elegido queso emmental rallado para echar por encima de la patata, pero podemos sustituirlo por otro tipo de queso, como el gouda, por ejemplo. Es conveniente elegir un queso que no tenga un sabor demasiado fuerte, para que podamos saborear todos los ingredientes.

- La carne picada que hemos utilizado es de ternera porque es un tipo de carne con proteínas de gran calidad y porque el sabor combina perfectamente con el resto de ingredientes de esta receta. Sin embargo, si lo preferimos, podemos utilizar carne picada de cerdo o de pollo, si nos gusta más el sabor.

- También podemos sustituir el perejil por alguna otra especia o hierba aromática, como el romero, el tomillo o el eneldo.

- Durante la Edad Media se pensaba que el perejil tenía poderes mágicos. Se creía que si se mencionaba el nombre del enemigo mientras se arrancaba la raíz, este moría de inmediato. Carlomagno ordenó cultivar perejil en sus jardines por sus cualidades aromáticas, aunque no fue hasta finales del s. XVII cuando se empezó a utilizar como ingrediente en recetas.

Etiquetas: Patatas, Recetas, Recetas fáciles

¿Quieres ver más recetas?

Buscar por...

recipe_post_search

Continúa leyendo nuestras recetas...

Contenidos similares

COMENTARIOS