Salpicón de morcillo, patata y huevo duro

¿Buscas una receta sencilla, repleta de sabor y de dificultad mínima? Te recomendamos que te lances a probar con este salpicón de morcillo, patata y huevo duro.

También te puede interesar:
Tiempo de preparación: 30 minutos
Económica
3 comensales
Tipo de receta: Carnes

Ingredientes:

  • 300 g de carne de morcillo ya cocinada u otro resto de carne
  • 2 patatas
  • Un chorrito de vinagre balsámico
  • Un chorrito de salsa de soja
  • 1 lata de maíz
  • 1 cebolla cortada en tiras finas
  • 2 lechugas romanas
  • 1 bolsa de berros tiernos (opcional)
  • Un manojo de perejil picado
  • 100 ml de aceite de oliva extra virgen de la variedad cornicabra
  • 2 limones
  • 2 huevos cocidos
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida
  • 3 tomates pelados y picados (opcional)

Elaboración:

  1. El primer paso para hacer esta deliciosa y sencilla receta es deshebrar el morcillo una vez frío y reservar.
  2. A continuación, cocemos las patatas con piel en abundante agua con sal, las dejamos enfriar, las pelamos y las cortamos en dados.
  3. El siguiente paso es escurrir el maíz.
  4. En una ensaladera, mezclamos la carne con el maíz, la patata, la cebolla y las lechugas romanas previamente lavadas, escurridas y cortadas en juliana mediana.
  5. Espolvoreamos todo con un poco de perejil picado.
  6. Después de esto debemos emulsionar el aceite con el zumo de limón, la salsa de soja, la sal y la pimienta. Después, rociamos la ensalada con la vinagreta y removemos para que emulsionen todos los ingredientes.
  7. Una vez hecho lo anterior, disponemos un molde de aro en cada plato y lo rellenamos con un poco de ensalada.
  8. Por último, retiramos el aro y decoramos con unos berros tiernos y trozos de huevo cocido.

Consejos para hacer esta receta

- Como especificábamos antes, esta receta hemos propuesto hacerla con morcillo, pero si disponemos de otro tipo de carne que hayamos cocinado y nos haya sobrado, podemos utilizarla sin problema.

- Si se desea dar un toque de color a la ensalada, se pueden añadir 3 tomates pelados, sin semillas y cortados en dados pequeños y regulares.

- El maíz ha ido ganando adeptos con el paso del tiempo. Orginario de América del Sur, se ha convertido en protagonista de muchos platos. Su alto contenido en hidratos de carbono lo convierte en un alimento ideal para niños y deportistas. Por su aporte de fibra favorece la digestión y reduce el colesterol. También tiene betacaroteno (un antioxidante que previene el cáncer) y vitamina B.

- A la hora de cocer los huevos hay dos posibilidades: o bien introducirlos cuando el agua está fría o bien hacerlo cuando está hirviendo. En el segundo caso conviene dejarlos un minuto más que cuando sea agua fría. Siempre tienen que cocer durante 10 o 12 minutos desde que el agua comience a hervir.

- Al poner en la receta los trozos de huevo cocido hay dos opciones: colocar trozos grandes o picar el huevo cocido para que quede repartido por encima del resto de ingredientes.

- Si lo preferimos, podemos decorar el plato con un poco de rúcula, con una ramita de perejil, espolvorear con un poquito de tomillo o prescindir de esta decoración opcional.

Continúa leyendo nuestras recetas...