Vídeo de la semana

Pizzas vegetarianas que están más ricas que las clásicas

Olvídate del pollo, del jamón cocido y hasta del atún. En las pizzas, ingredientes vegetales y queso es todo lo que hace falta para triunfar.

Pizzas
Depositphotos

Ser vegetariano y que te guste la pizza, más que un problema, es un regalo, porque te evitas hacer caso a la tentación de esos sabores tipo barbacoa, de atún o el clásico jamón york y queso. 

Ninguno de estos, repetimos, ninguno, está al nivel de muchas combinaciones aptas para dietas vegetarianas. Que no veganas, ojo. Y te lo vamos a demostrar solamente con cinco ejemplos. Hay cientos más, tantos como mezclas se te ocurran, pero a estas pizzas les hemos hincado el diente y sabemos de lo que hablamos. Y no hemos incluido a la cuatro quesos, que sería lo más fácil del mundo. ¡Se te va a hacer la boca agua incluso a ti, carnívoro!

Tomate, mozzarella de búfala y albahaca fresca

Es la pizza italiana por excelencia. Y si los inventores de este manjar enarbolan esta mezcla, por algo será. Nos empeñamos en complicar demasiado una receta que no lo necesita si los ingredientes son buenos. Un tomate carnoso que retenga el agua tras su paso por el horno, una mozzarella de búfala de verdad que metas solamente al final del horneado para que no se deshaga entera y hojas frescas de albahaca antes de servir.

De verduras asadas

Al gusto. Cualquier cosa nacida de la tierra que se te ocurra funciona. Pero si quieres un ejemplo concreto, prueba con una mezcla de pimientos asados rojos y verdes con rodajas de calabacín y espolvorea orégano y parmesano por encima.

Berenjena, parmesano y miel

Esta mezcla inspirada en la carta de alguno de esos restaurantes italianos random que vienen y van por las grandes ciudades hay que reconocer que está increíble. Rodajas de berenjena, parmesano en lascas y un toque de miel por encima. Para darle más sabor y, sobre todo, más alimento, añadid también unas lascas de manzana y estará si cabe más rica.

Pizza funghi (sin jamón cocido)

Si las setas son buenas ¿de qué sirve el jamón cocido en la receta de la pizza funghi? Sé generoso en época de setas y compra un variado de especies para darte un homenaje de verdad. Buen tomate para la base, queso para fundir de calidad y un toque de parmesano u otro queso rallado fuerte al gusto para terminar. Y si te quieres dar el mejor homenaje del mes, hazte con trufa negra y date el gusto de rallar antes de servir una cantidad generosa. 

Aceitunas negras, alcaparras, guindilla, cebollas en rodajas finas y alcachofas

Este era el lugar reservado para la cuatro quesos, un clásico que los vegetarianos también pueden disfrutar, pero hemos recordado una pizza que empezó como experimento para gastar unas alcachofas y acabó en clásico casero. A estas, cortadas finitas y ligeramente salteadas antes de ponerlas sobre la masa de pizza, suma aceitunas negras picadas, alcaparras y cebolla en rodajas, un ingrediente que queda espectacular en pizza tras pasar por el horno. Si te gusta el picante, ponle también guindilla picada. 

Rubén García

Rubén García

Durante años me dediqué a la comunicación deportiva, pero me di cuenta a tiempo de que en mi otra gran pasión, la gastronomía, no era tan alto el riesgo de sufrir esguinces de tobillo. Ser "entrenador personal" del paladar es mucho más placentero. Yo me lo guiso, yo me lo como, y de paso lo comparto, porque las comidas inolvidables son las que se disfrutan en buena compañía.

Continúa leyendo