Vídeo de la semana

Recetas sin carne fáciles y rápidas de hacer

No tener tiempo ni maña en la cocina no significa que no puedas preparar platos deliciosos.

ensalada
Ensalada (Foto: iStock)

Reducir el consumo de carne se ha convertido en uno de los objetivos más buscados. Algunos por conciencia animal, otros por seguir un estilo de vida más saludable -la OMS recomienda disminuir la ingesta de carne roja, no así de blanca- y otros por la conjunción de estos dos u otros motivos, pero lo cierto es que cada vez son más las personas que han partido de este planteamiento. 

Es entonces cuando surge las dudas más frecuentes: ¿qué podemos comer para que no nos falte ningún nutriente ni la famosa vitamina B12? ¿qué platos puedo preparar a diario sin aburrirme? Y, lo que es más complicado, ¿hay recetas fáciles y rápidas más allá de una ensalada de lechuga y tomate? 

Todos estos enigmas tienen respuestas y vamos a tratar de dártelos a continuación. Para que el abanico de opciones sobre lo que comer sea aún mayor, no vamos a proponerte recetas como tal, sino que directamente te vamos a dar las pautas para que seas tu misma quien juegues con las elaboraciones. Verás que las ideas brotarán de tu cabeza enseguida y que disfrutar comiendo es posible incluso si hasta ahora has sido toda una carnívora. 

Investiga en el mundo de las ensaladas

La ensalada es un clásico, sí, pero lo que queremos que te quede claro es que hay mucho más allá de la clásica conocida como mixta. Lo bueno que permite este plato es que admite prácticamente de todo pero, eso sí, escoge que sean ingredientes saludables por lo que no vamos a darte una receta sino las pautas para que la crees tú misma. Nuestra recomendación para que sean de lo más equilibradas es que no te olvides de ninguna de las partes y juegues a combinarlas con diferentes ingredientes para ir variando hasta dar con la mezcla que más te gusta. 

Una base que puede ser de hoja verde pero también de tu legumbre favorita, quinoa, pasta, arroz, bulgur o cualquier otro cereal, una selección de verduras que pueden ser frescas, a la plancha o al horno si quieres darle un toque diferente, un puñado de frutos secos, y un huevo o un queso si quieres añadir un punto diferente. Para aliñar, puedes optar por el infalible dúo de aceite y vinagre, pero si quieres ganar consistencia también existen multitud de vinagretas saludables o salsas tipo pesto o mayonesa, por supuesto siempre caseras. 

Cremas para disfrutar de la cena

Al igual que las ensaladas, las cremas son otro recurso genial del que tirar para cenas rápidas que preparar en menos de 20 minutos. En la mayoría de los casos solo tendrás que cocer las verduras con especias, aceite y un chorro de agua y luego triturar. Como toque final, añade un huevo poché que, además de completar nutricionalmente el plato, le dará un sabor increíble gracias a la untuosidad de la yema. 

La pasta y sus múltiples versiones

La pasta, otra de las fórmulas en las que debes confiar para preparar tus platos sin carne. Por supuesto no nos referimos a hacer una simple salsa de tomate, ultrarápido, pero sí hay elaboraciones fáciles y rápidas que te sorprenderán. Por ejemplo, con salsa cremosa de algún queso como mozzarela de búfala, con pesto en cualquiera de sus variedades, con verduras salteadas, con mayonesa de aguacate, a la putanesca pero prescindiendo de las anchoas... las posibilidades son infinitas. 

Pueba las verduras rellenas asadas

El horno es el mejor electrodoméstico del que tirar no solo porque su cocinado es de los más saludables sino porque además te permite en la mayoría de los casos una mayor autonomía porque solo necesitas meter la mezcla que hayas preparado y dejar que se haga. Para ello, una de las propuestas que te resultará más atractiva será la de la verdura asada rellena. Berenjena, calabacín, boniato o calabaza abierta al medio, vaciada y mezclada con cebolla previamente salteada con otras verduras, soja texturizada o legumbre y, por supuesto, especias. Una alternativa genial de este clásico con carne picada. 

Guisos para chuparse los dedos

Aunque hablar de platos de cuchara implica que tu cabeza automáticamente piense en chorizo, morcilla, tocino y toda clase de embutido, lo cierto es que se pueden hacer muchos guisos deliciosos sin necesidad de utilizar nada de carne. Solo es cuestión de echarle imaginación y atreverse a combinar sabores de diferentes verduras, hacer un buen fondo con caldo o leche de coco, por ejemplo, y añadirle setas, especias y todo lo que se te ocurra en clave veggie

Continúa leyendo

#}