Revista Mía

Ideas de cenas rápidas y sanas para todos los días

Llega la noche y la pereza te puede. Si no quieres acabar comiendo lo primero que pilles, toma nota de estas recetas que te salvarán la vida no solo por lo fáciles y saludables que son sino también por su sabor.

Intentas llevar una alimentación equilibrada pero llegas a casa después de una larga jornada de trabajo y, pese a que tenías una larga lista de platos pensados para la cena de estos días, la pereza y el cansancio te pueden. Otros días simplemente estás aburrida de comer lo mismo de siempre pero te falta la inspiración para sorprender con algo nuevo. En ambos casos la tentación puede ser la misma: abrir la nevera y tirar de cualquier cosa que es de todo menos saludable. Que si un bocadillo de embutido, una crema de queso con unos colines, que si una taza de leche con galletas... todas las ideas que pasan por tu cabeza son malas.
Para que esto no ocurra hay dos opciones que además son compatibles. Por un lado, dejar de meter esos productos en tu cesta de la compra porque no van a aportar nada bueno a tu salud y, por el otro, hacer una planificación semanal para que no tengas que estar dándole vueltas a la cabeza cada día. La idea es optimizar el tiempo al máximo y simplificar las tareas para que meterse en la cocina en pro de la comida sana no sea una pesadilla sino todo lo contrario.
Se trata por tanto de aprovechar la visita al supermercado para llenar la despensa con ingredientes 100 % saludables que además puedan dar mucho juego en la cocina a la hora no solo de preparar nuestros tuppers para ir a la oficina sino también para salvarnos las cenas de una forma rápida y cómoda. ¿Y qué hacemos con ellos una vez los tengamos en casa? Simplemente echarle un poco de imaginación y perder el miedo a combinarlos porque de la prueba y el error terminan por salir grandes platos.
Pero, tranquila, porque si no eres muy dada a investigar y prefieres seguir al dedillo una receta concreta tenemos la solución que esperabas. Hemos recopilado una serie de ideas de lo más variadas para degustar antes de irse a la cama que cumplen los tres requisitos: son saludables, no requieren mucho tiempo de elaboración y, lo mejor de todo, ¡están deliciosas!
tracking