Sopa de rabo de buey. Cómo hacer esta receta deliciosa

Originalmente llegada desde Inglaterra, la sopa de rabo de buey es una opción apetitosa que se elabora con cebollas, zanahorias, apio y tomillo. Si deseas aprender a elaborarla, sigue leyendo.

Algunos historiadores consideran que, posiblemente, para encontrar el origen de la receta de sopa de rabo de buey, deberíamos remontarnos al siglo XVIII y viajar hasta Inglaterra (concretamente a Londres), cuando supuestamente fue ideada por primera vez por inmigrantes franceses y flamencos. 

En aquellos momentos, con su período largo de cocción y su elevado contenido de grasa, los rabos de buey eran consistían en un corte tradicional de carne realmente económico en la épica, destinado principalmente a economizar todas las partes del animal. 

Desde entonces, nos encontramos ante un plato que se prepara a lo largo de todo el mundo, desde Rusia hasta África, pasando por Corea, Indonesia, Jamaica, el sur de Estados Unidos e incluso nuestro país.

La receta original (es decir, la llegada oficialmente de Inglaterra), está elaborada con cebollas, zanahorias, apio y tomillo. Eso sí, aunque la carne es bastante grasosa, gracias a lo cual no se necesita mucho tiempo para que la mezcla hierva a fuego lento, sí es preciso tener algo de paciencia, ya que requiere un poco de trabajo.

Receta de sopa de rabo de buey

Receta de sopa de rabo de buey
Foto: Istock

Ingredientes:

  • 900 g de rabo de buey sin grasa y cortado en trozos pequeños
  • ½ taza + 2 cucharadas de harina
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cebollas
  • 6 tazas de agua + 2 tazas de caldo de carne
  • 2 cucharadas de pasta de tomate
  • 2 cucharaditas de sal
  • ¼ cucharadita de pimienta negra recién molida
  • 3 dientes de ajo enteros
  • 2 zanahorias
  • 1 tallo de apio
  • ⅓ taza de vino de Oporto
  • 2 ramas de perejil fresco
  • 1 hoja de laurel
  • ½ cucharadita de tomillo fresco

Elaboración:

Comenzamos pasando los trozos de rabo de buey por media taza de harina. En una olla grande, calentamos el aceite de oliva a fuego alto. Añadimos los rabos de buey después de haberlos pasado por la harina, y cocinamos para que la carne se dore. Luego retiramos la carne escurriéndola sobre servilletas absorbentes, y dejamos la grasa en la sartén.

Agregamos las cebollas picadas a la olla, cocinando a fuego medio, y salteamos durante 10 minutos, o hasta que estén doradas. Espolvoreamos por encima las 2 cucharadas de harina, mezclamos bien y doramos.

Ahora añadimos lentamente el agua, y agregamos la pasta de tomate, la pimienta negra molida y la sal. Atamos la hoja de laurel con el tomillo y el perejil, y los añadimos a la olla.

Volvemos a añadir el rabo de buey, tapamos y cocinamos a fuego lento durante 3 horas, hasta que la carne se encuentre tierna. Luego, retiramos del fuego, dejamos que se enfríe y retiramos la grasa y las hierbas. 

Con cuidado, retiramos el rabo de buey de la sopa y separamos, con paciencia, la carne de los huesos. Cortamos la carne en trozos más pequeños y los volvemos a añadir a la olla. Añadimos el apio y las zanahorias. Tapamos y continuamos cocinando a fuego lento durante 10 o 15 minutos más, hasta que las zanahorias se encuentren cocidas y tiernas. Justo en este momento añadimos el vino de Oporto, y mezclamos bien. 

¡Listo! Simplemente procedemos a servir tal cual. Si lo deseas servir como primer plato, simplemente cuela el líquido, y acompaña con el rabo de buey y las verduras.

También te puede interesar:
Christian Pérez

Christian Pérez

Creador de contenidos especializado en nutrición, lifestyle y salud. Y lo más importante: Papá de 2 niñas.

Continúa leyendo