Strogonoff vegetariano: cómo hacerlo en casa

El strogonoff clásico se elabora con ternera. Se trata de una receta rusa muy conocida en el mundo. Pero, ¿sabías que también puedes hacer una versión vegetariana?

Hay muchísimas hipótesis sobre el origen de la receta del strogonoff de ternera, un plato tradicional de la cocina rusa que, en la actualidad, se ha vuelto enormemente popular a lo largo de todo el mundo.

En este sentido, se cree que fue originalmente inventado, a comienzos del siglo XIX, en Rusia por el chef francés André Dupont, quien decidió bautizar el plato con el nombre del conde Paven Stroganov. Eso sí, la receta se mencionó por primera vez en el año 1871, en el libro escrito por Elena Ivanovna Molokhovets.

Básicamente consiste en un bistec de ternera, cortado en trozos alargados, que se combina con nata, cebolla y champiñones, con cuyos ingredientes se elabora una exquisita y cremosa salsa de champiñones.

Como vemos, aunque la receta requiere de un bistec de ternera de primera calidad, la salsa strogonoff, sin embargo, contiene ingredientes bastante modestos, que contribuyen al memorable y rico sabor del plato (tan característico y particular). 

Eso sí, a lo largo de los años, la receta ha sufrido bastantes cambios. Por ejemplo, hay variaciones deliciosas que incluyen una amplia variedad de condimentos, aunque es cierto que una buena base para la elaboración de la salsa incluye principalmente caldo de carne, nata, mostaza, champiñones y cebolla.

No obstante, el hecho de que la ternera sea el ingrediente principal de esta receta la convierte en una opción no muy adecuada para vegetarianos. Sin embargo, es perfectamente posible elaborar un strogonoff vegetariano. Te descubrimos cómo.

Receta de strogonoff vegetariano

Receta de strogonoff vegetariano
Foto: Istock

Ingredientes:

  • 450 g de fideos de huevo
  • 1 cebolla cortada en rodajas finas
  • 2 dientes de ajo picados
  • 2 cucharadas de harina
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de cebolla en polvo
  • 4 tazas de champiñones, laminados
  • ½ cucharadita de pimentón
  • ½ taza de vino blanco
  • 1 cucharada de caldo de verduras
  • 1 cucharada de hojas de tomillo fresco
  • 1 cucharada de salsa Worcestershire
  • 1 hoja de laurel
  • ½ taza de nata para cocinar
  • ¼ taza de perejil fresco picado
  • 2 cucharadas de mantequilla sin sal
  • 1 cucharada de aceite de oliva

Elaboración:

Ponemos agua en una cacerola y cocinamos la pasta siguiendo las instrucciones que encontraremos en el paquete. Luego, colamos y reservamos 1 taza del líquido de la cocción.

Retiramos la cebolla de la sartén y la reservamos aparte. Después de lavar y laminar los champiñones, los agregamos a la sartén y los cocinamos a fuego medio-alto durante 3 a 5 minutos, o hasta que se hayan dorado. Luego, revolvemos y seguimos cocinando hasta que se ablanden.

Añadimos los ajos finamente picados, la harina, la cebolla en polvo, el ajo en polvo, el pimentón y el tomillo fresco, agregamos la cebolla y revolvemos para cubrir bien. Salteamos durante 3 a 4 minutos. Vertemos el vino blanco y raspamos el fondo de la sartén mientras se continúan cocinando. 

Agregamos ahora el caldo de verduras, la taza con el líquido de la cocción de la pasta, la salsa Worcestershire y la hoja de laurel. Continuamos cocinando durante 5 minutos más. Añadimos la nata para cocinar y revolvemos, cocinando entre 3 a 4 minutos más, hasta que quede bien caliente. Retiramos la hoja de laurel.

Añadimos más sal y pimienta, y mezclamos con la pasta. Cubrimos con el perejil picado y servimos. ¡A disfrutar!

Algunas variaciones deliciosas

Si deseas convertir este plato vegetariano en una opción vegana, puedes sustituir la nata y la mantequilla por leche de coco entera y mantequilla vegana. Y reemplazar, además, la salsa Worcestershire con salsa de soja al gusto.

Christian Pérez

Christian Pérez

Creador de contenidos especializado en nutrición, lifestyle y salud. Y lo más importante: Papá de 2 niñas.

Continúa leyendo