Jabalí con arroz salvaje y setas

Si el jabalí te resulta demasiado fuerte, puedes cambiarlo por carne de cerdo o conejo.

Ingredientes:

  • 1 kg de carne de jabalí
  • 1 cebolla
  • 2 pimientos verdes
  • 3 tomates maduros
  • 1⁄2 kg de setas frescas de temporada
  • 400 ml de vino blanco
  • 1,5 l de caldo de carne
  • 2 hojas de laurel seco
  • 3 dientes de ajo
  • 400 g de arroz salvaje
  • aceite de oliva
Tiempo de preparación: + de dos horas
Tiempo de cocción: 121 minutos
4 comensales
Tipo de receta: Carnes

Elaboración:

  1. Adobar la carne en dados con las cebollas cortadas en taquitos, los ajos chafados, el laurel y el vino blanco durante unas 48 horas, con la intención de ablandarla y de que absorba los sabores.
  2. Escurrir bien la carne y las cebollas. Saltear el conjunto a fuego fuerte en una cazuela con aceite de oliva, hasta que la carne esté bien sellada. Añadir los pimientos verdes y los tomates en taquitos. Dorar bien el conjunto a fuego medio, hasta que pierda el agua de las verduras.
  3. Cubrir la carne con un buen caldo de verduras (si es casero y oscuro, mejor) y cocinar a fuego medio, removiendo de vez en cuando, durante unas 3 horas. Cuando falten 30 minutos, añadir las setas limpias y cortadas por la mitad. Debe quedar muy poca salsa y muy espesa.

Trucos para cocinar la carne de caza en su punto

La carne de caza es un producto excelente, no solo por su gran sabor, sino también por sus propiedades nutricionales. Esta carne es la protagonista de muchos platos de la gastronomía española. Su sabor es parecido al del cerdo, pero más duro e intenso.

Asimismo, el jabalí es un alimento rico en nutrientes como el potasio, el sodio, las vitaminas B12 y B3 y el magnesio. Igualmente, es una magnífica fuente de proteínas.

Se trata de una carne magra sin apenas materia grasa y con un aporte calórico bastante bajo. Por ello, se considera un alimento apto para dietas para perder peso. Su contenido en B12 resulta muy beneficioso para los problemas intestinales y prevenir enfermedades como la gastritis.

Para poder cocinar esta receta, te dejaremos algunas claves. Aunque cada plato requiere una elaboración específica, existen unas reglas básicas para lograr ese punto perfecto en la carne.

En primer lugar, si quieres lograr un estofado delicioso, se debe cuidar el marinado previo. En el caso de jabalí, se recomienda no abusar del adobo y dejarlo reposar en la nevera durante varias horas o incluso, días.

Por otro lado, la intensidad del fuego será clave para lograr una cocción correcta. La carne de este animal es algo dura, pero muy sabrosa. Un truco para que quede perfecta es dejarla que cueza lentamente. Cocinar este alimento no es demasiado complicado, pero hay que permitir que ablande para que tome todos los sabores de nuestros condimentos.

Finalmente, la salsa elegida será el punto final para terminar de cocinarlo. Un caldo casero será perfecto para lograr ese equilibrio de sabores. De igual forma, el vino será tu mejor aliado en cualquier receta.

El acompañamiento ideal para tu plato será la patata, tanto en su versión cocida como frita. Esta se puede agregar a la salsa después de cocerla o simplemente como guarnición.

¿Te atreves a cocinar este espectacular plato? Pruébalo en tus días especiales para sorprender hasta el paladar más exigente.

Continúa leyendo nuestras recetas...