Marmitako tradicional

Si eres de plato de cuchara y te apetece un buen guiso estás de suerte: te contamos cómo preparar un delicioso marmitako tradicional. ¡Para rebañar el plato y no dejar ni pizca!

También te puede interesar:
Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 30 minutos
Económica
3 comensales
Tipo de receta: Pescado

Ingredientes:

  • 1 kg de bonito
  • 800 g de patatas
  • 1 cebolla grande
  • 150 g de pimientos rojos
  • 150 g de pimientos verdes
  • 6 dientes de ajo
  • 1 l de caldo de pescado
  • 200 ml de aceite de oliva
  • 1 guindilla verde picante
  • Sal

Elaboración:

  1. En primer lugar, retiramos la piel y las espinas del bonito y lo troceamos.
  2. Lavamos los pimientos, les retiramos la piel y las simientes y los picamos.
  3. Calentamos 100 ml de aceite en una olla y rehogamos durante 10 minutos los pimientos, la cebolla y los dientes de ajo pelados y picados y también la guindilla cortada en aros.
  4. Pelamos las patatas y las cortamos cascándolas con el cuchillo.
  5. Añadimos las patatas a la olla con los pimientos, la cebolla, los ajos y la guindilla y las rehogamos durante 5 minutos sin dejar de dar vueltas. Una vez hecho esto, mojamos con el caldo de pescado y sazonamos con sal.
  6. Continuamos la cocción a fuego suave hasta que las patatas estén cocidas.
  7. Tres minutos antes de terminar la cocción. incorporamos los dados de bonito.
  8. Mezclamos suavemente para que no se deshagan.
  9. Retiramos del fuego y dejamos en reposo 5 minutos.
  10. Servir muy caliente.

Consejos para hacer este guiso de pescado

- El bonito del Cantábrico es el más cotizado. En crudo su carne es sonrosada, y cuando se cocina se vuelve blanca. Para que la carne de bonito resulte jugosa y tierna los tiempos de cocción deben ser cortos y ajustados. Si se pasa, se reseca y endurece. Por ejemplo, un filete de 2 cm de grosor no se debe cocinar más de 4 minutos.

- Para cascar las patatas solo hay que cortarlas a la mitad y terminar de cortar cada trozo rompiéndolo, “arrancándolo” con el cuchillo. Esto se hace para que las patatas suelten más almidón y el guiso quede después más espeso.

- Los pimientos son muy ricos en vitamina A, C y las del grupo B. Destacan por sus propiedades antioxidantes y también aportan minerales como el potasio, el calcio el fósforo o el magnesio. En esta receta apostamos por combinar pimientos rojos o pimientos verdes, no obstante, si no tenemos a mano o si el sabor de alguno de los dos tipos no nos termina de convencer, podemos prescindir de ellos y utilizar una de las dos variedades.

- Lo mejor es elegir patatas del mismo tamaño para que todas se cuezan por igual en el mismo tiempo.

- La cantidad de ajo también se puede reducir si preferimos no darle tanto protagonismo a su sabor en este guiso.

- Podemos comprar el caldo de pescado ya elaborado o hacerlo en casa. Necesitaremos la cabeza y los esqueletos de pescados como el rape, la merluza y el congrio, por ejemplo. También puedes utilizar las cabezas de los carabineros. También deberás añadir verduras como la cebolla y el puerro. Mete los ingredientes en una olla y cúbrelos de agua, lleva a ebullición, retira la espuma blanca y después cuece durante unos 10 minutos. Después retira del fuego y cuela el caldo.

Continúa leyendo nuestras recetas...