Nachos de pasta con chutney de calabaza

A través del concepto de los nachos, haremos un trampantojo, cambiando la masa, es decir, la tradicional oblea por pasta fresca.

El acompañamiento elegido para estos nachos de pasta es un chutney de calabaza, recordando esta receta, hecha en un taller de cocina con las chicas de Txaramela, empresa dedicada a la elaboración artesanal de pastas frescas y secas, en Muskiz (Vizcaya).

Además, si no lo conocemos aún, podemos adentrarnos un poco en el mundo de los agridulces de la mano de los chutneys, preparaciones de frutas y verduras donde la acidez y el dulzor son protagonistas.

Tiempo de preparación: 30 minutos
Tiempo de cocción: 30 minutos
4 comensales
Tipo de receta: Pasta

Ingredientes:

Nachos de pasta con chutney
Foto: Istock
  • 600 g de calabaza limpia
  • 200 g de azúcar
  • 250 g de vinagre de manzana
  • 50 g de pasas
  • 1 manzana
  • 1 cucharadita de pimienta
  • 1 cucharadita de jengibre
  • 1 anís estrellado
  • 1 cebolla hermosa
  • 4 clavos
  • 1 vaso de agua
  • 1 guindilla

Ingredientes para la masa de los nachos:

  • 80 g de harina integral de trigo
  • 40 g de agua
  • Pimienta negra
  • Sal, aceite

Elaboración:

Trocear la calabaza en dados de 1cm de lado, trocear también la cebolla y la manzana y ponerlo todo en una olla grande.

Echar en la olla el azúcar, el vinagre y el vaso de agua y después añadir las especias.

Poner la olla en el fuego, aproximadamente una hora, a fuego medio hasta que la calabaza esté tierna pero que no se rompa.

Por último, añadir las pasas.

Hacer un volcán con la harina, en su interior introducir el agua, la sal y el aceite. Comenzamos a amasar primero con la punta de los dedos y después con toda la mano desde fuera hacia dentro, mezclando bien la harina y el huevo. Hay que hacerlo con energía, que quede bien ligado todo, hasta obtener una masa ligeramente dura que se tiene que despegar de las manos. Si nos queda muy seca añadimos un poco de agua y si esta húmeda un poco de harina.

Dejar reposar para que la masa se homogenice durante 20 minutos envuelta en un papel film o bajo un trapo húmedo en caso de que el espacio en que estemos trabajando haya mucho calor.

Alisar con rodillo espolvoreando de harina la mesa, con la máquina de hacer pasta terminar de alisar hasta obtener el grosor deseado. Una vez alisadas las placas, con un cortador de pasta o con un cuchillo, cortar en triángulos o la forma deseada.

Acabado:

En una freidora o en su defecto en una sartén con bien de aceite, freír los triángulos de pasta, vuelta y vuelta y sacarlos con la ayuda de una espumadera. Espolvorear por encima pimienta negra y un poco de sal si lo necesitase. 

Emplatado:

Servir en un bol los nachos, y en otro el chutney de calabaza.

A disfrutar.

También te puede interesar:
Enaitz Landaburu García

Enaitz Landaburu García

Mi infancia como cocinero tuvo lugar en los mejores locales de vanguardia de los últimos años. Mecido al calor de maestros, como Alija o Berasategui, aprendí las técnicas más sofisticadas para transformar los alimentos y ofrecer texturas, formas y sabores que sorprenden al gourmet más experimentado. Exploro todas las oportunidades que la cocina me da, y me expreso a través de lo que cocino. La pasión que me mueve es tan grande que no podía encerrarla en un local, ni en un solo menú, ni en unas cifras que deban cuadrar a fin de mes. Decidí dejarme llevar por la cocina y viajar con ella. Soy un cocinero nómada. Voy aprovechando las oportunidades que me ofrece mi camino. Mi última aventura es Gastrolopithekus Eskola. Una escuela de cocina donde intento transmitir la emoción de cocinar de forma casera, las virtudes de dejar de lado la comida enlatada y reemplazarla por productos saludables, e incentivar el consumo de productos ecológicos y de cercanía.

Continúa leyendo nuestras recetas...