Picantón con higos, ciruelas y orejones

Te proponemos un plato delicioso con el picantón como protagonista. Lo acompañamos de higos, ciruelas y orejones. ¡Una delicia!

Ingredientes:

  • 2 picantones
  • 12 higos
  • 12 ciruelas pasas
  • 12 orejones
  • 100 g de miel
  • 50 g de mantequilla
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 dl vino blanco seco l
  • 1 cucharada de tomillo picado
  • Pimienta
  • Sal.
Tiempo de preparación: + de dos horas
Tiempo de cocción: 45 minutos
Económica
4 comensales
Tipo de receta: Carnes
Light
Sin gluten

Elaboración:

  1. Deshuesar los picantones.
  2. Separar las pechugas y los muslos. Estos dos pasos los puede realizar el carnicero sin problema.
  3. Salpimentar y espolvorear con el tomillo picado.
  4. Ponerlos en un recipiente.
  5. Mezclar la miel con el vino blanco y el aceite.
  6. Rociar los picantones con la mitad de la marinada.
  7. Tapar con film de cocina y mantener en la nevera durante 2 horas.
  8. Escurrir los picantones y ponerlos en una bandeja de horno en mantequillada.
  9. Meter en el horno precalentado a 210 ºC durante 35 minutos o hasta que las aves estén hechas. Es importante no pasarse de cocción para que no se sequen.
  10. Rociar varias veces con la marinada.
  11. Diez minutos antes de terminar la cocción agregar los higos, las ciruelas y los orejones.
  12. Retirar del horno y desglasar la bandeja con la marinada restante.
  13. Cocer a fuego vivo durante 3 minutos.
  14. Servir los picantones con la guarnición de frutas secas y napados con la salsa

¿Qué debes saber sobre el picantón con higos, ciruelas y orejones?

Un plato de lujo por menos de lo que imaginas. El picantón es un pollo pequeño, de apenas un mes de vida, su peso es inferior de 1 kilo y medio. El picantón se ha alimentado principalmente de trigo y se cría en cautividad (en la mayoría de los casos).

Es una carne blanca, que destaca por su bajo contenido en grasas. Además, proporciona al organismo proteínas de alto valor biológico.  El picantón al igual que el pollo, es rico en vitaminas del grupo B y minerales como hierro, magnesio y fósforo.

Su carne es tierna y jugosa, al ser un ave de menor tamaño es más sencillo conservar su ternura y jugosidad, no tiende a secarse tanto como el pollo. Su sabor es agradable y ligero.

Debido a que se trata de una carne con poco sabor, es aconsejable aderezarlo bien, utilizando especias o hierbas potenciadoras del sabor. Otra opción es recurrir a las salsas espesas y caseras para darle ese plus de sabor que tanto ansía.

Las frutas utilizadas para este plato gourmet, son al igual que el picantón muy asequibles. En cualquier supermercado puedes encontrarlas en cualquier época del año.

Tanto las ciruelas pasas como los orejones son frutas desecadas o deshidratadas. Son piezas de fruta que han sido sometidos a un proceso de deshidratación, reduciendo su contenido interno de agua pero conservando todos sus nutrientes y minerales. 

El higo, por su parte, es una de las frutas más dulces del mercado, también se pueden encontrar desecados, pero en el caso de se temporada lo mejor es optar por la versión fresca para preparar este plato.

Estos picantones con higos, ciruelas y orejones son un primer plato perfecto para fiestas y celebraciones, una mezcla de carne baja en grasas y frutas. Además su presentación es espectacular. Una gran alternativa para sorprender en una comida especial. ¿Qué más se le puede pedir?

También te puede interesar:

Continúa leyendo nuestras recetas...

#}