Pollo al horno gratinado con queso parmesano

Esta espectacular receta se prepara de forma facilísima: solo necesitas unas jugosas pechugas de pollo, queso parmesano y un buen horno. El resultado te encantará: sabroso y contudente, este será uno de tus nuevos platos favoritos.

Ingredientes:

pollo con queso parmesano
iStock
  • 6 pechugas de pollo
  • 1 taza de mayonesa ligera o yogur griego.
  • 1/2 taza de queso parmesano
  • 1 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de pimienta
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
Tiempo de preparación: 5 minutos
Tiempo de cocción: 15 minutos
6 comensales
Tipo de receta: Carnes

Elaboración:

  1. Precalienta el horno a 190 grados y rocía una sartén apta para horno o una bandeja con aceite en aerosol.
  2. Coloca el pollo dentro de la sartén.
  3. Mezcla la mayonesa o el yogur (o ambos) con la sal, la pimienta o el ajo en polvo y extiende la salsa sobre cada pechuga, para que el pollo no se seque mientras se hornea.
  4. Espolvorea toda la parte superior del pollo con queso parmesano fresco.
  5. Hornee el pollo sin tapar durante 45 minutos, hasta que todo el queso esté tostado y gratinado. ¡Y a disfrutar!

Aunque esta receta italiana está buenísima (no lo vamos a negar), hay que reconocer que no es demasiado saludable. El queso le aporta bastante calorías al pollo, por lo que es mejor que no abuses de este plato o lo prepares solo en ocasiones especiales. ¿Algunos trucos para mejorar aun más la receta? Mezcla un poquito de mayonesa con yogur griego para hacer la salsa, añade unos champiñones al fondo de la sartén y a la hora de servir las pechugas, decóralas con un poquito de cebollino o perejil.

Continúa leyendo nuestras recetas...

#}