Pollo tikka masala

Esta es una versión asequible para hacer en casa de uno de los platos esenciales de la cocina india.

Ingredientes:

iStock
iStock
  • 8 muslos de pollo con hueso
  • Zumo de limón
  • ½ cucharadita de sal
  • 2 piezas grandes de jengibre (en su defecto, jengibre en polvo)
  • 10 dientes de ajo pelados
  • 400 ml de yogur griego
  • 1 pizca de chile en polvo
  • 1 cucharadita de cilantro molido
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1 cucharadita de garam masala
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 1 guindilla verde pequeña
  • Una pizca de colorante alimentario rojo (opcional)
  • 3 cucharadas de mantequilla o ghee (mantequilla clarificada que puedes hacer en casa). En su defecto, aceite de oliva virgen extra (más saludable)
  • 1 cebolla grande picada
  • 1 cucharada pequeña y media de semillas de comino
  • 1 cucharada pequeña y media de semillas de mostaza
  • Media cucharada pequeña de pimentón al gusto
  • 4 vainas de cardamomo, machacadas
  • 1 trozo grande de canela o canela en polvo en su defecto
  • 680 gramos de passata (puré de tomate concentrado) o bien una lata de tomate triturado en su defecto
  • 50 gramos de almendras molidas
  • Una pizca de azúcar morena (opcional)
  • 100 ml de nata o crema
  • Sal al gusto
  • Hojas frescas de cilantro
  • Almendras en copos
  • Garam masala
Tiempo de preparación: + de dos horas
Tiempo de cocción: 60 minutos
4 comensales
Tipo de receta: Carnes

Elaboración:

  1. Retira la piel del pollo y corta cada muslo dos o tres veces.
  2. Ponlo en un bol grande y mezcla con el jugo de limón y media cucharada de sal. Reserva mientras preparas la marinada.
  3. En un procesador de alimentos, mezcla el jengibre y el ajo para hacer una pasta, agregando un chorrito de agua si es necesario. Reserva la mitad de la pasta para la salsa.
  4. Vierte los ingredientes restantes de la marinada en el procesador de alimentos con la media pasta restante y mezcla hasta obtener una pasta suave. Vierte la pasta sobre el pollo, repártela bien para que se unte sobre todo el pollo y déjalo marinar durante al menos 4 horas. Toda la noche, mejor.
  5. Para hacer la salsa, calienta 2 cucharadas de ghee o mantequilla en una sartén grande y poco profunda con tapa. Puede sustituirlo por aove, que es más saludable, pero no se hace así la receta original.
  6. Cocina las cebollas picadas durante 15 minutos a fuego medio hasta que empiecen a dorarse. Agrega las especias de la lista de ingredientes y la pasta de jengibre y ajo reservada anteriormente, y cocina 2 minutos.
  7. Añade el puré de tomate, las almendras molidas y una pizca de azúcar. Puedes añadir otra de vinagre si lo deseas. Cocina durante aproximadamente 1 minuto y llena la lata o el vidrio donde venga o hasta la mitad con agua y agrégalo también. Deja hervir a fuego lento y luego cocina durante 2-3 horas hasta que tenga una salsa roja espesa.
  8. Se puede mantener refrigerado en la nevera hasta por 48 horas mientras se marina el pollo.
    Levanta el pollo de la marinada, limpia el exceso de nuevo en el plato y reserva para la salsa.
  9. Coloca el pollo en una bandeja para hornear grande con el lado cortado hacia arriba. Hazlo al grill hasta que se oscurezca mucho, casi coja color ennegrecido. Retira la bandeja del horno y reserva con los jugos de cocción.
  10. Pon el pollo en una cacerola, y mezcla en ella la salsa, la marinada reservada y los jugos de la sartén con la nata o crema fresca.
  11. Cocina durante 40 minutos hasta que el pollo esté completamente tierno -se desprenderá del hueso probablemente así que puedes aprovechar para servir limpio-.
  12. Agrega la última cucharada de mantequilla o ghee al final y deja que se deshaga (opcional).
  13. Deja que el curry repose durante unos minutos, luego sazona con el garam masala y sal si lo deseas.
  14. Espolvorea con cilantro fresco y almendras en copos, y sirve con arroz basmati y, si te animas a hacerlo, con pan naan.

Como ves, es una receta larga, pero no es compleja. Como casi todos los guisos, se pueden reducir los tiempos cocinando a fuego más vivo durante menos tiempo, pero el pollo no quedará igual de tierno. También puedes variar la receta con especias que te gusten más; de hecho, en internet hay versiones que ofrecen otras mezclas de hierbas. Esta que hemos compartido es nuestra favorita. 

Continúa leyendo nuestras recetas...