Rodaballo a la tailandesa

Si te gusta la cocina 'thai', no lo dudes y prepara este plato. Su aroma y sabor te trasladarán al sudeste asiático sin moverte de la mesa. Es una receta ideal para quedar bien con los amigos y mostrar tus dotes culinarias.

También te puede interesar:
Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 30 minutos
3 comensales
Tipo de receta: Pescado
Light
Sin gluten

Ingredientes:

  • 4 filetes de rodaballo limpios de espinas y piel
  • 1 puerro
  • 1 cebolleta
  • un trozo de jengibre fresco de unos 3 cm
  • 1 rama de lemon grass
  • 1 chile
  • 1/2 cebolla roja
  • 2 y ½ dl de leche de coco
  • 2 dl de caldo de pescado
  • 4 cucharadas de coco deshidratado en lascas
  • 1 cucharada de cilantro fresco picado
  • 4 cucharadas de aceite de girasol
  • sal
  • pimienta molida.

Elaboración:

1. Retirar las hojas verdes a la cebolleta y al puerro y picar los bulbo y tallos blancos. Pelar y picar el jengibre y cortar la cebolla roja en juliana fina. Quitar la parte exterior más gruesa al lemon grass y picar muy fino la parte tierna del centro (mejor rallarla). Abrir el chile, retirar las semillas y picarlo fino.
2. Calentar el aceite en una cacerola y sofreír los ingredientes preparados hasta que queden lacios.
3. Agregar el caldo de pescado, la leche de coco y las láminas de coco deshidratado; llevar a punto de ebullición.
4. bajar el fuego y dejar cocer suavemente durante 10 minutos.
5. Incorporar el rodaballo cortado en trozos regulares y el cilantro picado. Salpimentar al gusto
6. Mantener la cocción 8 minutos más. Probar y rectificar el sazonamiento si hace falta. Servir enseguida.

¿Qué es el lemon gras?

El lemon grass tiene el nombre genérico de Cymbopogon.  Es una planta aromática originaria del sudeste asiático y se utiliza mucho en las cocinas de Tailandia, Vietnam, Camboya, Sri Lanka y Malasia, si bien también es muy popular en la gastronomía sudamericana, aunque en aquel continente recibe nombres diferentes: limoncillo en Colombia, hierba limón en Panamá, o zacate limón en Nicaragua, Costa Rica y México.
En Europa también se le conoce como citronela por su claro aroma a limón y un sabor cítrico que aporta mucho frescor a los platos, aunque tiene un ligero toque picante. De aspecto se asemeja a una cebolleta fina o a un ajete tierno fresco, pero es más duro y fibroso que estas hortalizas. Para cocinar se utiliza el bulbo y el núcleo blanco de los tallos o brotes más bajos de la planta.
Combinado con cebolleta, ajo, chile y cilantro fresco, se emplea para aderezar pescado, marisco, pollo y carne de cerdo.
Lo puedes encontrar sin problemas en tiendas de alimentación asiática y sudamericana. Una vez en casa, retira las hojas externas más duras, envuélvelo en film transparente y guárdalo en la nevera (se mantendrá fresco durante unos 15 días). Si eres un gran aficionado a la cocina oriental, no lo dudes, cultívalo en casa; es fácil. Cuando lo compres, retira un tallo con algunas raíces y ponlo en un jarrón o vaso con agua durante unos días. Cuando las raíces tomen fuerza y se desarrollen, planta el tallo en una maceta con tierra.
Y un último consejo, si no encuentras lemon gras o citronela fresca, utiliza mejor un poco de ralladura de limón en la elaboración del plato.

Foto: Fernando Ramajo. 

Continúa leyendo nuestras recetas...