Sopa de tomate y berenjena asada

Dicen que las sopas son el alimento del alma y esta receta es de las que hace honor a dicha afirmación.

Ingredientes:

Sopa de tomate
iStock
  • 3 tomates medianos,
  • 1 berenjena grande
  • 1 cebolla
  • 6 dientes de ajo grandes, pelados
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada tomillo fresco picado o seco en su defecto
  • 4 tazas de caldo de pollo o caldo de verduras
  • Un cuarto de taza de nata para montar (se puede agregar más, al gusto)
  • Casi una taza de queso de cabra desmenuzado
Tiempo de preparación: 15 minutos
Tiempo de cocción: 60 minutos
4 comensales
Tipo de receta: Verduras

Elaboración:

  1. Precalienta el horno a 200 grados.
  2. Coloca los tomates cortados por la mitad, la berenjena abierta en rodajas horizontales grandes, la cebolla partida a la mitad y el ajo pelado en una bandeja grande para hornear.
  3. Rocía las verduras con el aceite de oliva virgen extra y ásalas durante durante 45 minutos. Puedes retirar antes de tiempo, alrededor de los 20 minutos los dientes de ajo o dejarlos hasta el final si detectas que se están quemando. Si las verduras están doradas y tiernas antes de ese tiempo, puedes sacarlas.
  4. Pasa las verduras a una cacerola grande retirando antes la piel de la verdura y, opcional, del tomate. Al estar tierna la verdura asada, la carne se desprenderá fácilmente de la piel. Déjalas hasta que las verduras restantes estén tiernas y se doren en determinados puntos.
  5. Agrega el resto, el tomillo y el caldo de pollo o de verduras y lleva a ebullición. Una vez lo hagas, reduce a fuego lento y cocina hasta que la cebolla esté muy tierna, unos 45 minutos.
  6. Deja enfriar un poco y bate hasta hacerla puré.
  7. Añade la crema espesa o nata y hierve a fuego lento.
  8. Condimenta con sal y pimienta, añade el queso de cabra desmenuzado y sirve.

Puedes añadir otras verduras y hierbas al gusto, y también puedes no hacer el paso del puré y dejar la sopa trabada. En este caso, ni siquiera le haría falta la crema espesa porque no necesitas que se espese la sopa. Las especias como el comino y el cilantro también le van fenomenal. Y si quieres variar de queso con respecto al de cabra, el de feta es una elección sobresaliente. De textura similar al de cabra de rulo, su sabor salino es especial, por lo que el toque que aporta a la receta puede incluso gustarte más que el matiz que le da el de cabra. 

 

Continúa leyendo nuestras recetas...

#}