¿Es obligatorio ser presidente de la comunidad?

El cargo va rotando y ahora... Es tu turno. ¿Cuáles son tus responsabilidades? ¿Estás obligada a serlo o te puedes "escaquear"? Te lo contamos todo.

El cargo de presidente de la comunidad va rotando y ahora... Es tu turno. ¿Estás obligada a cumplir, o puedes "escaquearte"? Según la abogada Montserrat Pros, de Das Internacional, el cargo es “personal e intransferible” y ejerces también de secretaria y administradora de la comunidad. Convocarás las juntas, te encargarás de contratar la realización de obras urgentes, los servicios de limpieza o de amonestar a los vecinos molestos.

 

¿Cómo te eligen?

 

“Mediante elección, sorteo o siguiendo un turno rotatorio”, dice la abogada. Todas estas formas están dispuestas en la Ley de Propiedad Horizontal, según lo elija la comunidad.

 

¿Cuáles son tus funciones?

 

Como presidente o presidenta, asumes la representación legal de la Comunidad y entre tus funciones cabe destacar las siguientes

1. Convocarás las Juntas de Propietarios y firmarás las actas de las reuniones.

2. Darás el visto bueno al "certificado relativo a existencia de cuotas impagadas por alguno de los propietarios a la Comunidad", sigue Pros.

3. En el supuesto de que alguno de los vecinos realice actividades prohibidas, molestas, insalubres, nocivas o peligrosas en su piso, tendrás que ocuparte de comunicarle que pare, y también de advertirle que puedes o debes iniciar acciones judiciales si no lo hace.

4. Firmarás los contratos en nombre de la comunidad que luego tienen que aprobarse en la junta (ervicios de limpieza, vigilancia…).

5. Tienes la facultad de contratar la realización de obras con carácter urgente (la reparación de un cuadro eléctrico, desatascar una tubería…).

6. También asumes las funciones de secretario y administrador, "salvo que en los Estatutos o por el acuerdo mayoritario de la Junta de Propietarios se prevea que estos cargos serán asumidos de forma separada" a la presidencia.

¿No quieres serlo?

 

Entre las causas para relevarte del cargo podrían estar “la falta de formación o aptitud física, por edad o por enfermedad”, dice la abogada, así como, por ejemplo, residir fuera. Si no llegaras a un acuerdo con tus vecinos, deberías solicitárselo a un Juez de Primera Instancia dentro del mes siguiente a la elección. Aunque, “antes que recurrir a los tribunales, se puede acudir a un proceso de mediación de conflictos”, aconseja. Piensa que a la comunidad le interesa que quien desempeña el cargo sea una persona implicada, por lo tanto a ambas partes os compensa llegar a un acuerdo rápido y pacífico. ¿Tu última vía de escape? ¡Que se ocupe tu pareja!: cualquiera de los cónyuges podría ser nombrado Presidente si la vivienda les pertenece como bien ganancial", dice la experta.

 

Continúa leyendo