¿Cómo saber si una piña está madura?

¿Sabes cómo elegir una pìña madura, que esté justo en su punto? Te damos las claves.

La piña es otra de las frutas perfectas para combatir el calor veraniego y disfrutar de un postre ligero y saludable. Sin embargo, dar con una que esté madura y en su punto no siempre resulta fácil.

 

Llevamos el trozo de piña a la boca y…nuestra cara lo dice todo: esos aspavientos significan que está muy ácida. Nos hemos equivocado de piña. Si no quieres que te pase más, sigue estos trucos para elegir una piña perfecta:

 

- Peso. Una piña madura y lista para comer será pesada y compacta, ya que esta fruta contiene mucha agua cuando es fresca. Si no pesa, seguramente haya perdido agua y no esté es su momento óptimo para el consumo.

 

- Parte inferior. La parte inferior de la piña también nos indica su grado de madurez: si “suelta” líquido por esa zona es que la piña está pasada. Además, si acercamos la nariz a la base de la piña, nos debe dar un olor dulce y suave a esta fruta. Si no huele, no está madura, si huele demasiado fermentada es que está pasada.

 

- Hojas. Otra clave fundamental para dar con una piña madura es coger una de las hojas centrales de la corona y tirar de ella. Si sale con facilidad, la piña está madura.

 

- Color. El color del exterior de la piña debe ser saludable, tirando a dorado y no mostrar golpes ni zonas oscuras. Si tiene zonas verdes es que no está aún madura.

 

- Tacto. La corteza de la piña debe ser firme al tacto, pero también debe ceder un poco si presionamos con los dedos.

Cristina

Cristina Cantudo

Soy periodista y mi pasión es comunicar, conectar con la gente y convertir en palabras las ideas. Intentaré compartir con vosotros todo lo que me resulte curioso, interesante y emocionante sobre el mundo de la gastronomía y la nutrición. Bon Appétit!

Continúa leyendo