¿Sillas ruidosas que rayan el suelo? Tenemos la solución

Adiós a los ruidos y los arañazos en el suelo al mover los muebles. Te proponemos un truco sencillo, casero y económico...

Ya sabemos que existen muchas almohadillas y productos en el mercado para proteger las patas de las sillas y evitar que rayen el suelo al arrastrarlas, pero a nosotras nos gusta echarle imaginación y apostamos por el DIY o lo que es igual, el “hazlo tú misma”. Por eso, te proponemos una práctica solución.

 

Coge un corcho cilíndrico de vino y corta unas láminas de un dedo de grosor aproximadamente en forma circular (las láminas quedarán muy similares a las almohadillas redondas que venden para pegar en las patas de las sillas y las mesas). Coloca las láminas de corcho en las patas de las sillas o las mesas y, de esta manera, al desplazar los muebles, ni harán ruido ni arañarán el suelo. ¡Fácil y económico!

Cristina

Cristina Cantudo

Soy periodista y mi pasión es comunicar, conectar con la gente y convertir en palabras las ideas. Intentaré compartir con vosotros todo lo que me resulte curioso, interesante y emocionante sobre el mundo de la gastronomía y la nutrición. Bon Appétit!

Continúa leyendo