Sándwiches para niños, ¡ficha estos originales rellenos!

Existen más sándwiches aparte del clásico bikini de jamón y queso. Te descubrimos algunos bocaditos muy originales y completos para sorprender a los más pequeños de la casa.

Los sándwiches no deberían ser una opción solo reservada a almuerzos rápidos o a ‘hacernos un apaño’. De hecho, pueden resultar un plato perfecto y divertido para los más pequeños de la casa. Y sí, hay vida más allá que el mixto de jamón y queso. Te desvelamos cómo preparar el sándwich ideal para niños y con cuáles acertarás seguro.

Ten en cuenta que puede introducir todo tipo de verduras y sabores en los sándwiches, y la presentación fácilmente será más atractiva que dejar las verduras simplemente en el plato. Los berros, la zanahoria rallada, la cebolleta, los pimientos o unas rodajas de pepino pueden ir perfectos en cualquier sándwich infantil, y probablemente les encantará combinados con otros ingredientes. Incluso puedes hacerlo con hummus

Además, como se trata de un plato divertido, podrás elegir el relleno con los niños, así como los panecillos a utilizar. Esta también es una manera de que vayan desarrollando una relación sana con la comida y puedan asociar las verduras y frutas a algo divertido. Respecto a los rellenos que te desaconsejamos, aléjate de todo lo que esté demasiado húmedo (con demasiadas salsas, etc), porque  no hay nada peor que un sándwich empapado y con el pan demasiado blando. Mantén los sabores extra fuertes al mínimo, de lo contrario, puede eclipsar el resto de sabores o sentar mal a los niños.

Aprovecha para probar diferentes tipos de pan siempre y cuando vaya en consonancia con el relleno que vas a utilizar. Cuando los rellenos son blandos, como por ejemplo con mayonesa, picadillo de huevo… Mejor decantarse por panes también blandos. Si elijes uno demasiado duro, el relleno quedará muy aplastado cuando lo muerdas. Y como estamos hablando de niños, apuesta por panes blancos y suaves. Si por el contrario el relleno es más rígido (como jamón o queso un poco más duro), le irán bien panes un poco más ‘duros’ o robustos, como el pan de masa madre.  Y no pases el pan en formato roll, genial para incluir muchos ingredientes siempre y cuando sean suaves y estén bien picaditos. A continuación  te dejamos unos sándwiches perfectos para los más pequeños, e ideales si necesitas algo de inspiración. ¿A qué esperas para poner estas ideas en práctica?

Sándwiches fáciles, rápidos y deliciosos para los peques

Sándwich de huevo picado

Necesitarás pan blanco (o integral) de molde,  huevos (cocidos para después picarlos finamente), mayonesa, mostaza Dijon (ojo con ella, no vayas a añadir demasiada porque puede resultar muy fuerte) y nata fresca. Basta con mezclar los ingredientes en un bol y rellenar el pan con ellos. Rápido, original y fácil de masticar para los peques. 

Sándwich club

Anota el relleno: este sándwich lleva bacon (sustitúyelo por pavo, por ejemplo), lechuga, tomate, queso y mayonesa. Está compuesto por varias capas de pan ligeramente tostado que alternan los ingredientes. Normalmente son 3 capas, pero puedes hacerlo de dos para que no resulte demasiado. Sírvelo en cortes triangulares. 

Sándwich de estrella

Este puede ser el sándwich más top por la forma que tiene, que le hace especialmente atractivo a los niños. Elige como relleno algún ingredientes suave y untable, como el queso tipo Philadelphia. Escoge pan blanco (estilo Bimbo de toda la vida) y crea una forma divertida a la que los más peques no se van a poder resistir.

Sándwich de queso, pavo y manzana

Es ideal para servir con pan integral, y además el contraste de sabores y la presencia de la manzana le aporta un toque dulce que seguramente haga las delicias de los más peques. Mezcla los ingredientes antes de montar el sándwich, formando una especie de masa, y después sírvelo en el interior del pan. Como estamos versionando sándwiches para niños, procura que el relleno esté bien picado y no haya trozos grandes.

leonor nieto garcia

Leonor Nieto García

¿El mejor plan? Salir de cañitas y pinchos. Periodista y Community Manager amante del buen comer, de compartir plato y experiencias y brindar con alegría por las cosas buenas.

Continúa leyendo