Revista Mía

Cómo hacer agua con gas en casa de manera más sostenible

Se acabó comprar agua con gas embotellada y contaminar con botellas que no son reutilizables. 

El agua con gas es un refresco saludable. No tiene azúcar añadido ni ningún otro ingrediente malsano. Tiene ácido carbónico y agua, de manera que lo que puede producirnos es la típica sensación de hinchados “por el gas”, pero es justo que por eso muchas personas piensen que no es saludable.
Es, de hecho, una de las mejores bebidas que podemos pedir cuando paramos en un bar, con independencia del momento del día. Junto al agua natural, no hay nada más saludable en dichos establecimientos.
Aunque pareció perderse —la bebían mucho nuestros abuelos y, sobre todo, bisabuelos—, pero ahora vive un repunte de popularidad. Y lo vive hasta el punto de que se han extendido las opciones para preparar el agua con gas en casa de manera saludable. Sí, para que no tengas que comprar botellas y más botellas industriales, ni de vidrio ni, especialmente, de plástico, las más contaminantes.
Gracias al desarrollo por parte de cada vez más compañías de máquinas específicas pensadas para usar en la cocina de casa, ahora puedes convertir en agua con el agua del grifo. Tan fácil como eso. En un visto y no visto y sin necesidad de utilizar otro tipo de agua: la del grifo, no necesitas más.
60c089df5cafe8d720846103

Vaso de agua con gas

No hay otra forma de hacerla casera porque para que el agua con gas sea así, es necesario introducirla ácido carbónico, un proceso que este tipo de máquinas simplifican y hacen con facilidad y rapidez.

Dos tipos de máquinas

Dentro de las máquinas para fabricar tu propio agua con sostenible en casa hay dos tipos, grosso modo.
Por un lado, analógicas, que son diseños accesibles en lo económico en las que añade el ácido carbónico al agua de forma manual, con nuestra propia fuerza. Estos modelos suelen venir con un bote de CO2 junto a la máquina que adquirimos.
Por otro lado, hay una variedad cada vez más grande de máquinas eléctricas. Son más costosas pero también son mucho más cómodos y efectivas. Dentro de este tipo, hay distintas gamas, que incorporan más detalles, tienen mayor potencia u ofrecen más posibilidades al consumidor —por ejemplo, controlar la cantidad exacta de burbujas—. Algunas incluso permiten hacer agua con gas saborizadas, en algunos casos, como el de SodaStream, con cero azúcar añadido.
El agua con gas es una gran alternativa a la hora de sustituir los refrescos, pero no solo eso: también puedes preparar cócteles con ella. Se trata de una bebida versátil y ligera con la que podrás preparar combinados sin necesidad de ser una experta. ¡Te damos algunas ideas!

Agua con gas saborizada

Su manera de funcionar es tan cómoda para quien la usa que solo tiene que pulsar un botón. La máquina hace todo el trabajo, tal y como se lo indicamos. Suelen estar fabricadas en acero inoxidable, incorporan botellas de cristal reutilizables para que sea más sostenible el proceso y, en definitiva, son prácticas y duraderas. Una inversión segura.
En el mercado puedes encontrar modelos de marcas de electrodomésticos como Phillips, y también hay compañías que se dedican a la fabricación exclusiva, como la citada SodaStream.
Es cuestión de que estudies el mercado y escojas aquella que se ajusta mejor a tus necesidades y presupuesto. De esta manera, se acabó comprar el agua con gas embotellada; podrás empezar a hacerla en un visto y no visto utilizando el agua del grifo. 
tracking